10 hábitos que dañaran tu cerebro si no dejas de realizarlos. Ponle freno!!

El cerebro en un órgano muy  importante del cuerpo, ya que representa el centro de control de operaciones principal.

Tiene múltiples funciones, responsabilidades y tareas, así como una gran cantidad de información almacenada.

Su estructura delicada puede dañarse fácilmente y por lo tanto desencadenar graves problemas de salud, entre otros.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, estos son los 10 principales hábitos que dañan el cerebro hoy en día:

  1. No Desayunar

Constantemente oímos que el desayuno es la comida más importante del día, pero seguramente conocemos una gran cantidad de personas que la evitan.

Esto tiende a reducir los niveles de azúcar en la sangre.

No desayunar provoca una cantidad insuficiente de nutrientes al cerebro, y si se repite, trae como consecuencia la degeneración del cerebro.

  1. La falta de sueño

La privación de sueño durante un período de tiempo más largo acelera la muerte de las células cerebrales. El descanso adecuado, repara tu cuerpo y te protege del estrés durante el día.

Por lo tanto, dormir siempre debe estar entre tus prioridades.

  1. Alto consumo de azúcar

Por desgracia, el azúcar está oculto en casi todos los alimentos y bebidas que consumimos hoy en día. Si evitas el azúcar, experimentará grandes beneficios, ya que el consumo elevado de azúcar destruye la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes, lo que lleva a la desnutrición y el desarrollo de los trastornos cerebrales.

  1. Comer en exceso

Comer en exceso conduce al aumento de peso, hinchazón, daños autoestima, así como la reducción de energía mental y el endurecimiento de las arterias en el cerebro.

  1. Fumar

Este es uno de los hábitos más perjudiciales, y a pesar de todos los otros efectos secundarios, también conduce a “la contracción del cerebro múltiple”, así como las enfermedades relacionadas con la demencia, tales como la enfermedad de Alzheimer.

  1. Cabeza cubierta mientras duermes

Suena extraño, pero este hábito reduce el consumo de oxígeno durante la noche, y durante el sueño. Uno puede sentir la sensación de mareo o privación de aire. Además, existe un mayor riesgo de inhalar el exceso de dióxido de carbono.

  1. Contaminación del aire

La función propia del cerebro requiere cantidades muy altas de oxígeno, por lo que la inhalación constante de aire contaminado reduce el suministro de oxígeno, lo que afecta la eficacia del cerebro.

  1. El trabajar mientras estás enfermo

Viviendo en un mundo donde todo el mundo carece de tiempo y está constantemente corriendo, muchas personas prefieren seguir trabajando, así estén enfermos.

Sin embargo, la enfermedad es la señal del cuerpo de que tenemos que frenar un poco, y que el cerebro necesita desesperadamente un descanso.

  1. El hablar poco

El hablar apoya el desarrollo y crecimiento del cerebro, así que las conversaciones intelectuales fortalecen y estiran la vida de este órgano.

  1. La falta de estimular los pensamientos

El pensamiento expande el cerebro y es compatible con su función, por lo que esta potente herramienta abre nuevas vías en la mente.

La neuroplasticidad del cerebro mejora en la medida que pensamos, y la falta de interés en las cosas disminuirá tus habilidades y capacidades.