10 Los antibióticos naturales que nuestros antepasados utilizaban ​​en vez píldoras o pastillas

Durante las últimas décadas, el uso descomunal de los antibióticos ha tocado su punto más alto. El resultado ha sido temidas bacterias resistentes a los medicamentos.

Mucho antes de que los antibióticos farmacéuticos se inventaran en la década de 1940, había alimentos y hierbas que ayudaban a contrarrestar las infecciones y enfermedades.

Los antibióticos naturales que nuestros antepasados ​​usaban en vez de píldoras:

1-Orégano y el aceite de orégano.

Los beneficios para la salud que posee el orégano son indiscutibles. El aceite que contiene el orégano, el carvacrol, ayuda a combatir las bacterias que pueden producir infecciones.

2- Vinagre de sidra de manzana.

Los beneficios de largo alcance de las dosis diarias del vinagre de sidra de manzana, incluyen efectos antibióticos y antisépticos

3-Miel

Los antiguos romanos utilizaban la miel en la guerra para el tratamiento de heridas y prevenir la infección.

Civilizaciones de todo el mundo siguen utilizando la miel  como un antibiótico natural.

Una enzima que se halla en la miel libera peróxido de hidrógeno.

Este proceso ayuda a tu organismo a combatir infecciones y evita el crecimiento de bacterias. Es un calmante para el sistema digestivo.

La miel elimina las toxinas de la sangre y contribuye a que tu hígado funcione con mayor eficiencia.

4-Cúrcuma

Esta especia no es sólo rica en color y sabor, es también una gran opción para luchar contra las bacterias. Para obtener un beneficio adicional, mezcla la miel y la cúrcuma para crear una pasta y aplica a las áreas infectadas en la piel.

5- Ajo

El ajo puede combatir infecciones pequeñas como el resfriado común, expulasando a los gérmenes antes de que tengan posibilidad de perturbar tu vida.

6-La semilla de pomelo

Unos investigadores encontraron que el extracto de semilla de pomelo (GSE)  es eficaz para combatir más de 800 tipos de virus y bacterias.

7-Echinacea

El consumir Echinacea se ha demostrado que elimina el resfriado y combate las bacterias.

8-Repollo

Muchas personas no se dan cuenta de la cantidad de vitamina C contenida en el repollo. Una taza proporciona 75% de lo que necesitas cada día. Naturalmente, es un antibacteriano.

9- Aceite de coco extra virgen

No hay suficientes líneas para describir los beneficios del aceite de coco. Tiene propiedades anti-hongos y anti-microbianas.

Se utilizan para estimular el sistema inmunológico, bajar el colesterol malo y los niveles de azúcar en la sangre. Incluso mejora la función cerebral y controla la tiroides.

10-Alimentos fermentados

Los  encurtidos caseros, kéfir y yogures probióticos, todos ellos renuevan nuestra flora intestinal, nos protegen de enfermedades y mantienen nuestro organismo fuerte para combatir infecciones.