10 Maneras de Usar Frutas Pochas o Demasiado Maduras! DELICIOSO!

Hoy en EcoRemedios os traemos un artículo un poco “Masterchef“, pues os vamos a enseñar cuáles son las top 10 maneras de usar frutas pochas o demasiado maduras! Cocina de aprovechamiento como escuchamos hoy en día tanto. Porque un plátano no hay que tirarlo aunque esté prácticamente negro y con pinta de sufrir algún tipo de lepra bananil. Estoy muy cansada de ver siempre a gente rechazar o directamente tirar fruta porque tenga un pequeño “hoyuelo blando”. Como decía Amy Winehouse; No, no, no y NO! Las frutas no hay que tirarlas, se pueden usar frutas pochas, y si no, fijaos:

1. Haz Mermelada 

Qué cosa más fácil verdad? Y seguro que no habías pensando en ello. Y si el motivo es que piensas que es difícil… déjate de excusas porque el resultado es exquisito y te arrepentirás de no haber comenzado a hacer tu propia mermelada muco antes! Lo único que tienes que hacer es hervir la fruta que quieras, previamente aplastada con “textura pure” (casi), y añadir pectina. Ya está! Después lo único que tienes que hacer es dejarla bien cerrada en algún lugar alejado del sol, y a disfrutar!

2. Haz Pan 

Sí, lo que oyes, pan pan! Unos plátanos maduros pueden convertirse fácilmente en un pan casero aplatanado. Y puedes hacer exactamente lo mismo con fresas incluso! Hasta melocotones o nectarinas, sea lo que sea que se te esté poniendo malo en casa por no usar, ¡ÚSÁLO! Puedes buscar las recetas online para hacer pan de frutas, hay cientos. Elige la que más te guste!

3. Dentro de un postre!

Especialmente dentro de una tarta al estilo apple pie o tarta de cerezas, pero de las que tienen textura como si fuesen migas de pan (o de galleta mejor dicho). Esas son las más felices, aunque también puedes hacer un bizcocho si no quieres embarcarte en repostería “alta”.

4. Haz Smoothies 

…obvio. ¿Por qué no se nos ha ocurrido antes? Fruta madura, leche, hielo (si quieres texturizar y si hace demasiado calor!) y et voila! Dale al “ON” de la batidora hasta que te plazca, y sirve en un vaso con una pajita, para ese efecto profesional de smoothie de 5 dólares.

5. Haz una Salsa Exótica

Ahora sí, dátelas de finalista de Masterchef y lánzate a por una alocada salsa a base de frutas. Algo de curry y cocina exótica quizás? O mejor algo más tradicional para acompañar unos postres tales como crepes o helados con nata estilo Sundae?

6. O qué tal una Salsa para Carnes…? 

Ahora sí que puedes ganar la final del concurso sí logras marcarte una espectacular salsa para carnes, pero a base de frutas y no de pimienta. Puedes lograr conseguir el Unami perfecto entre acidez, dulzor y salado. Confiamos en tí!

7. Dressing de Ensalada Casero

Mucho mejor que cualquier dressing que puedas comprar en la tienda. En serio, fíjate, ves a por la última  botella de dressing que hayas comprado y ahora lee los ingredientes, y asústate… Háztela tu misma en casa, que es super fácil y estará mil veces más buena. Además, después puedes subir tu ensalada digna de Instagram con el merecido hashtag #foodie.

8. Zumo 

Zumo, sin más. Ni smoothie, ni nada. La fruta al exprimidor, y del exprimidor al vaso. Eso sí, para todo lo que no sean naranjas o similares, necesitarás de una máquina de zumos.

9. Haz piel de frutas

Y sí, nos referimos directamente a piel tal cual. Mete en la batidora tus frutas pochas y después esparce la mezcla por un Silpat para horno. Déjalo ahí dentro a baja temperatura hasta que veas que obtenga la textura de “la piel”, y se deshidrate por completo.

10. Haz polos caseros 

Polos caseros de frutas, qué rico! Puedes hacerlos fácilmente con fruta pocha. Necesitarás de unos pinchos de madera o “algo” para clavar la mezcla una vez vayas a meterlos en el congelador.