10 Razones por las que comer mas nueces y semillas.

¿Por qué son tan beneficiosas las nueces y las semillas? ¿Qué contienen estos alimentos que son tan recomendados por científicos y expertos en salud? ¿Por qué debemos integrar los frutos secos y las semillas a nuestra dieta diaria? La respuesta está en la salud y la longevidad.

A continuación les mostramos los 10 beneficios de estos alimentos para nuestra salud.

1. Las nueces pueden ayudar a controlar el peso.

Un Estudio de Salud Adventista, que examinó la obesidad y el síndrome metabólico a más de 800 personas, hubo una fuerte relación entre el consumo de frutos secos y el desarrollo de estas condiciones médicas. Otros estudios también han demostrado que el consumo de frutos secos no conducen al aumento de peso y la alta concentración de fibra y nutrientes compensa las calorías consumidas.

2. Las nueces pueden reducir las enfermedades cardíacas en las personas mayores.

En un análisis más amplio sobre las enfermedades cardiacas llevaron a cabo un Estudio de Salud Adventista de residentes mayores de 84 años de edad, los que comían nueces más de cinco veces a la semana tenían un 20% menos posibilidades de padecer enfermedades en general y un 40% menos de posibilidades de sufrir problemas cardiacos. Además, las personas mayores que comían dulces varias veces a la semana tenían el doble de riesgo de sufrir enfermedades cardíacas!

3. Las nueces pueden reducir el colesterol.

En un estudio que hicieron a 40 sujetos, comprobaron que haciendo una dieta rica en frutos secos durante 8 semanas, reducía el colesterol malo y además los niveles de azúcar en sangre no se vieron afectados.

4. Las semillas de lino disminuyen la presión arterial.

En un estudio de seis meses hecho aleatoriamente, miraron los efectos que producía el consumo de 30 gramos diarios de linaza molida sobre la presión arterial, las semillas redujeron la presión arterial sistólica, en promedio, 10 mg Hg y la presión diastólica en 7 mmHg, una reducción sustancial equivalente a un medicamento. En el subgrupo que se inició con la presión arterial elevada el descenso medio de la presión arterial sistólica fue de 15 mmHg, que es más de lo bajaría tomando un medicamento.

5. La linaza puede mejorar la obstrucción de las arterias.

En un estudio hecho a conejos, la adición de un 10% de lino a su pienso condujo a una reducción del 40% en el desarrollo de la placa y una mejora de las funciones de las arterias. Si esto se traduce a los seres humanos, sería un beneficio increíble.

6. La linaza reducen el azúcar en sangre y el colesterol.

En un estudio abierto (cuando tanto los investigadores como los sujetos saben que el tratamiento está siendo administrado) hecho a diabéticos, la adición de 10 gramos de polvo de lino por un mes bajaba el azúcar en sangre y el colesterol en un 15%.

7. Las semillas de Chía elevan los niveles de EPA en la sangre.

El EPA es uno de los ácidos grasos esenciales en nuestra dieta, y muchas personas buscan fuentes de origen animal como el aceite de pescado o aceite de kril. Añadir 25 gramos al día de semillas de chía a la dieta de mujeres post-menopáusicas elevó los niveles de EPA en un 30%, mientras que los niveles de DHA (otro ácido graso esencial) no subieron.

8. Las semillas de Chía mejoran los marcadores de la diabetes y la inflamación.

En un estudio de 20 pacientes con diabetes, la adición de 37 gramos al día de las semillas de chía mejoraba las medidas de la diabetes, la presión arterial, la coagulación de la sangre y reducía la proteína C-reactiva.

9. Las semillas de Chía pueden ayudar a bajar de peso.

En un estudio hecho a más de 30 pacientes con síndrome metabólico, la adición de una mezcla de nutrientes, semillas de chía condujo a la pérdida de peso y el aumento de la adiponectina, una hormona que ayuda a prevenir la obesidad.

10. Las semillas de Sacha inchi podrían ser muy beneficiosas para bajar la presión arterial y el colesterol.

Un estudio sobre el aceite de esta semilla de América del Sur concluyo que era súper rica en ácidos grasos omega-3  y proteínas, el consumo diario reduce la presión arterial, el colesterol y el colesterol LDL, y eleva el colesterol HDL.

Cuando Hipócrates dijo: “Que la comida sea tu medicina”, tenía toda la razón ya entonces se sabía que alimentarse de productos naturales y llevar una dieta sana era fundamental para nuestra salud. Podríamos alargar y mejorar nuestra calidad de vida si empezásemos a cuidarnos desde el interior. Desde hace miles de años es sabido que las plantas y los productos naturales son medicinales y pueden prevenir la mayoría de enfermedades y afecciones.  A menos que sea alérgico debería incluir los frutos secos y las semillas a du dieta diaria. Su salud se lo agradecerá.