10 trucos que te ayudarán a ahorrar tiempo al limpiar tu cocina

En general, las tareas de limpieza de la cocina son lo que menos nos gusta hacer, porque se toman demasiado tiempo y requieren un mayor esfuerzo en comparación con el resto de las tareas del hogar.

Los restos de alimentos, la concentración de grasa, las bacterias y sustancias que se van acumulando en las superficies de los utensilios, nos obligan a utilizar una gran cantidad de productos que son por lo general muy caros y están realizados con productos químicos agresivos.

Sin embargo, no tener que pasar horas y horas para dejar todo impecable, vale la pena considerar una serie de consejos de limpieza naturales con las que podemos ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero.

A continuación compartimos una recopilación de los 10 consejos más prácticos e interesante para tu hogar. ¡Vamos allá!

  1. Limpiar la tabla de cortar

Hay quienes dicen que la tabla donde cortamos los alimentos contiene más bacterias que un baño público.

Para limpiar el tablero y, especialmente, desinfectarla, tan solo hay que frotar con sal gruesa y un poco de zumo de limón. A continuación, enjuaga y seca.

  1. Enjuaga la licuadora

Después de usar la licuadora, hay que sumergirla en agua caliente con unas gotas de jabón líquido. Minutos después, enjuaga con agua para eliminar los restos de comida.

  1. Limpiar el horno

Limpiar el horno puede llegar a ser muy tedioso, debido a las capas de grasa y la suciedad que se forman en sus puertas y otras superficies.

Tan solo hay que frotar con un poco de bicarbonato de sodio y luego añadir un poco de vinagre.

Deja actuar durante un tiempo y luego retira con un paño para que quede limpio y en perfectas condiciones.

  1. Retira la grasa de la sartén

Para la eliminación de la capa de grasa carbonizada que se forma en la sartén,  no se recomienda el uso de detergentes o esponjas duras.

Un truco muy eficaz para eliminarlo sin mucho esfuerzo es frotar con una buena cantidad de sal gruesa.

 

La sal limpia sin necesidad de retirar la película antiadherente y deje la sartén desinfectada para el siguiente uso.

  1. Limpiar el Rallador

Sólo tienes que pasar un cepillo pequeño o el cepillo de dientes para limpiar los sitios difíciles  donde la esponja no llega.

  1. Lavar el cubo de la basura

¡Atención!  El cubo de la basura de la cocina se debe lavar con frecuencia  de manera que se no se convierta en un punto de atracción de los microorganismos y las moscas.

Para desinfectar y eliminar los olores desagradables, agrega unos cubitos de hielo elaborados con una mezcla de agua y vinagre blanco.

Tan pronto como el hielo se derrita, te darás cuenta de que los malos olores desaparecerán y tan sólo habrá que enjuagar con un poco de agua.

  1. Evita los malos olores en el molinillo de café

Si notas que el molinillo de café ha adquirido olores después de lavarlo, puedes echar un poco de arroz dentro del molinillo y moler, como si fuera café. El arroz arrastrará todos esos malos olores.

  1. Limpiar el microondas

El microondas está lleno de  bacterias, grasa y restos de comida que dificultan la limpieza.

Tan solo tienes que poner a calentar una taza con agua y vinagre.

  1. Dar brillo a la plata

Humedece un poco de bicarbonato de sodio con el zumo de limón y frota durante unos segundos.

Después de aclarar, puedes pulir con un paño limpio y ya verás cómo va empezando a brillar.

  1. neutralizar los olores del microondas

Si los olores permanecen, coloca en un recipiente una mezcla a partes iguales de zumo de limón y agua.

Deja calentar durante 3 minutos y 10 más en reposo, ya verás cómo este truco funciona.