14 SEÑALES DE MALA CIRCULACION SANGUINEA Y CONSEJOS

Nuestro cuerpo distribuye más de cinco litros de sangre por el cuerpo para ayudar al buen funcionamiento de los órganos, proporcionar nutrientes y hormonas, regular el PH, contribuyendo así a todos los procesos corporales. Cuidar las venas y arterias es primordial para evitar accidentes y enfermedades.

Síntomas de mala circulación sanguínea

La mala circulación es un enemigo silencioso, ya que puede no tener síntomas que la avisen en su fase inicial y que sólo nos damos cuenta una vez que ya ha empeorado. Los siguientes síntomas son indicadores comunes de un proceso circulatorio debilitado.

Signos visibles de mala circulación sanguínea

  • Úlceras en las piernas: las úlceras son partes inflamadas doloridas de la piel al igual que una erupción que se niega a desaparecer. Alguien con mala circulación puede empezar a notarlo por la zona de los pies y en las piernas. Busque manchas rojas y secas de diversos tamaños en su piel.
  • Hinchazón: si la mala circulación ya empieza a interferir en los riñones puede conllevar a sufrir una hinchazón anormal. Si en sus manos o en los pies comienza a tener una mala circulación puede que parezcan hinchadas/os. Esto sucede porque el sistema circulatorio intenta reducir el fluido y deja un líquido llamado edema.
  • Piel decolorada: sin la cantidad adecuada de bombeo de oxígeno a través de sus venas notará una ligera decoloración, también conocida como cianosis. Sus dedos tendrán un aspecto ligeramente magullado, estos y otras áreas pueden tener un aspecto más azulado de lo habitual.
  • Varices: Si se debilitan las válvulas que trabajan para bombear la sangre, hacen que la sangre y la presión se acumulen. Esto hace que las venas justo debajo de la superficie de la piel se tuerzan y se hinchen. Usted puede notar un ligero dolor después de largos periodo de tiempo sentado, o picores durante el día. Estas venas aparecen más comúnmente cerca de los pies y  de los tobillos.
  • Pérdida de cabello y uñas débiles: Una de las señales más claras de que su cuerpo no está recibiendo la cantidad adecuada de nutrientes es dentro de su cabello y las uñas. Su cabello podría parecer seco y débil y empezar a caerse en ciertas áreas. Puede notar su piel mucho más seca y sentir quemazón y las uñas tienden a ser mucho más débiles y romperse fácilmente. Sus uñas en realidad le puede decir mucho acerca de su salud.

Signos físicos de una mala circulación sanguinea

  • Problemas digestivos: Con menos bombeo de la sangre a través de su cuerpo todos los demás órganos también tienden a bajar su ritmo. Cuando se ralentiza la digestión, causa estreñimiento. Las evacuaciones se vuelven mucho menos frecuentes.
  • Un sistema inmune debilitado: La capacidad de su cuerpo para detectar y combatir los patógenos y mantenerse saludable también se verán afectados por un flujo sanguíneo más lento. Usted puede contraer enfermedades mucho más fácilmente, debido a tener unos anticuerpos lentos. También podría darse cuenta que las heridas y lesiones tardan mucho más tiempo en curarse.
  • Manos y pies fríos: Cuando la sangre fluye a una velocidad normal, ayuda a mantener la temperatura corporal en un nivel saludable. Si la circulación es lenta, el proceso de regulación de la temperatura es lento. Esto provoca sensación de frío, por lo general en zonas con una gran cantidad de terminaciones nerviosas como las manos y los pies.
  • Agotamiento. Cuando el flujo sanguíneo se ralentiza, se restringe la cantidad de combustible suministrado a los músculos. Con menos oxígeno y nutrientes alimentando los músculos se sentirá cansado mucho más fácilmente. Este síntoma se caracteriza por una falta de aliento, dolor en los músculos, y menos resistencia durante las actividades diarias.
  • Disfunción Eréctil: Los hombres con mala circulación pueden experimentar una cantidad insuficiente de flujo sanguíneo en los órganos reproductores. Se hace cada vez más difícil que puedan tener relaciones sexuales y con el tiempo pueden acabar con ellas por completo.
  • Anginas: Este síntoma empieza por un dolor opresivo en el pecho. Hay menos cantidad sangre que fluye hacia el corazón, lo que provoca una sensación de opresión en el área que rodea al pecho. La sensación de pesadez va y viene, es un signo de mala circulación sanguínea.
  • La falta de apetito: El hígado es el responsable de enviar las señales de hambre al cerebro recibiendo una cantidad adecuada de flujo sanguíneo. Usted  puede comenzar a experimentar menos antojos de comida y comer menos cantidad durante el día. Esto también conduce a la pérdida de peso, otro síntoma común de la mala circulación.
  • La mala función cognitiva: El cerebro depende en gran medida el flujo de sangre para funcionar correctamente. Usted puede sentirse menos centrado y ágil mentalmente a lo largo del día. La mala circulación también puede afectar a su memoria a corto y largo plazo.
  • Adormecimiento: Casi todo el mundo ha experimentado la sensación de entumecimiento al mantener las extremidades sin mover por mucho tiempo. Teniendo mala circulación sentirá esto con mucha más frecuencia y en partes del cuerpo que normalmente no se pierde la sensibilidad. La sensación de entumecimiento general ya no dura solo unos pocos minutos.

Como puede ver, la mala circulación de la sangre en su cuerpo puede ser muy significativa. Y mientras que tratar los síntomas puede alivar, tratar el problema de raíz es lo mejor para poder mejorar la circulación de la sangre.

¿Que es la circulación sanguínea deficiente?

Alguien con una mala circulación, recibe una cantidad insuficiente de sangre a ciertas partes del cuerpo. La acumulación de placa y otros factores frenan y limitan la buena circulación de las piernas, los brazos, el corazón y otras áreas importantes.

Hay  varios hábitos, condiciones médicas, y comportamientos que hacen que un individuo sea susceptible a padecer este problema. Fumar, el embarazo, los trastornos de la alimentación, y el aumento de peso son sólo algunas de las muchas razones por las que alguien puede llegar a ser vulnerable y tener mala circulación.

La mala circulación afecta a personas de todas las edades y si no se trata puede causar graves daños a su cerebro, corazón, hígado, riñones y las extremidades. Es más común en personas de edad avanzada, pero debe tomarse en serio a cualquier edad.

¿Cómo mejorar la circulación sanguínea?

Con una dieta equilibrada y algunas costumbres saludables es posible mejorar la circulación sanguínea. Nuestros hábitos tienen un directo impacto en nuestra salud, por lo que mejorarlos nos ayudarán a tener una mejor circulación sanguínea. Eliminar el stress, hacer ejercicio – siempre de acuerdo a la prescripción médica – y equilibrar la dieta son maneras directas de mejorar nuestra circulación.

Alimentos para mejorar la circulación sanguínea

¿Qué comer para mejorar la circulación sanguínea?

Entre los alimentos recomendados para mejorar la circulación están aquellos que contienen Vitamina C, los que contienen la coencima Q10, ají o chile, sandía, cúrcuma, cítricos, tomate, jenjibre y nueces. Es taménbi émuy importante beber al menos 2 litros de agua por día.

¿Qué evitar comer para mejorar la circulación sanguínea?

Hay alimentos que es preferible evitar para mejorarla circulación, entre ellos se incluye la sal, las frituras, las grasas saturadas, mantequilla, nata y lácteos enteros, conservas saladas, patatas fritas, embutidos, café, alcohol, la yema de huevo y el azúcar.

Ejercicios para mejorar la circulación sanguínea

El ejercicio físico de personas con problemas de presión debe siempre estar supervisado por un médico. En general los ejercicios de caminar o bicicleta son muy beneficiosos para mejorar la circulación. La parte baja de las piernas es clave para mejorar el retorno de la sangre, por lo que elevar las piernas y simular el movimiento circular de las bicicletas genera el doble beneficio de la posición y el ejercicio. Para aquellos que puedan realizar un mayor nivel de ejercicio, correr es una excelente forma de mejorar la circulación sanguínea.

7 Comments