3 razones por las que incluir huevos en tu desayuno y 2 modos de tomarlos

¿Qué sueles comer para el desayuno? Si eres de los que suelen desayunar tan solo un café, lo más probable es que al final de una hora tu estómago se queje de hambre y tu cabeza necesite una aspirina para el dolor de cabeza.

Salir de casa bien alimentado es algo esencial para empezar el día con energía, fuerza y con el combustible “ideal” que necesita el cerebro para mantenerse alerta.

Si por otra parte, eres de aquellos que evitan los huevos para desayunar, porque piensas que tienen grasa y aumentan los niveles de colesterol malo, entonces debes echar un ojo a esta información.

Los huevos en el desayuno: saciantes e ideal para su salud cardiovascular

El consumo equilibrado de los huevos no va a aumentar tu colesterol ni va a influir en los niveles de lípidos en la sangre.

Los huevos proporcionan fosfolípidos, grasas insaturadas, vitaminas y antioxidantes que ayudan a prevenir la arteriosclerosis.

Según los expertos,  nada va a pasar a lo largo de la semana si consumes entre 3-5 huevos,  no existen riesgos y nuestro corazón se verá fortalecido además de estar protegido, siempre y cuando esto vaya acompañado de una dieta sana y equilibrada.

Huevos para desayunar y bajar de peso

Los huevos son uno de los alimentos más saciantes que existen.  No hay nada mejor que empezar el día con una tortilla de espinacas, por ejemplo, para poder pasar la mañana con la energía y el bienestar hasta la próxima comida.

Además, no podemos olvidar que los huevos son una excelente fuente de proteínas, casi comparable con la carne y superior a la de la leche.

Los huevos para el cerebro y el sistema nervioso

Como se indicó anteriormente, uno de los mejores beneficios de comer huevos, es la colina, un compuesto muy potente que reduce la inflamación del cerebro y previene la enfermedad de Alzheimer, que además, puede cubrir las deficiencias del ácido fólico.

Por otra parte, fla osfatidilcolina y la esfingomielina presente en los huevos permiten sintetizar elementos tales como la acetilcolina, que actúa como un neurotransmisor que favorece el envío de información entre los nervios y los músculos.

Maneras saludables de comer huevos en el desayuno

Tortilla de avena y plátano

Ingredientes:

  • 1 plátano
  • 5 cucharadas de avena
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de ralladura de limón

En primer lugar, debes de pasar el plátano por un pasapurés para obtener una pasta fina.

Mezclamos con el huevo batido, agregamos la ralladura de limón y las cucharadas de harina.

Mezcla bien hasta obtener una especie de masa compacta.

El siguiente paso es muy simple, fríe en una sartén caliente como si fuera una tortilla.

Huevos con espinacas, fresas y uvas pasas

Ingredientes:

  • 1 huevo cocido
  • 100 g de espinacas frescas
  • 8 fresas
  • Un puñado de pasas

Este “ensalada” es tan sabrosa como saciante, ideal para empezar el día y obtener buena energía.

Para prepararla sólo tenemos que tener listo un huevo cocido, cortado finamente.

Lavamos las fresas y las cortamos por la mitad.

Lavamos las espinacas y las colocamos en un bol.

Añadimos las fresas, el huevo y las pasas.

Una excelente receta rica en fibra, proteínas, vitaminas y vitamina C y B.