3 tratamientos naturales para atenuar las estrías en casa

Las estrías son marcas o cicatrices que aparecen cuando la piel sufre una distensión repentina  por un embarazo o  por el aumento y consumo de medicamentos que interfieren con la formación de colágeno en la piel.

Aparecen líneas paralelas como visibles en la piel, que pueden ser de un color brillante rojizo o pálido.

En base a esto, te recomendamos 3 buenos tratamientos naturales que por su composición, te ayudaran a mejorar la condición de la piel.

  1. vitamina E

La vitamina E es un poderoso antioxidante  que protege las células de la piel contra los radicales libres y su entorno.

Sus efectos sobre la piel se han demostrado en varias ocasiones y se ha demostrado que  la vitamina E reduce la presencia de cicatrices, estrías y manchas.

Ingredientes

  • 2 cápsulas de vitamina E
  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1 cucharadita de extracto de manzanilla

Mezcla en un recipiente las capsulas de vitamina E, la esencia de lavanda y la manzanilla.

Limpia bien la zona que deseas tratar y aplica el producto realizando un suave masaje circular.

Deja actuar durante 15 minutos y, ocasionalmente, frota para promover la circulación de la sangre.

Repite la aplicación tres veces al día, todos los días.

  1. Aloe Vera

El aloe vera es famoso por sus cualidades nutricionales que no solo ayuda a que la piel cicatrice antes, sino que también contiene importantes sustancias que favorecen la reducción de las estrías y cicatrices.

Su contenido en vitamina C y E protege la piel del daño celular y participa en la producción de colágeno.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Cortamos por la mitad de la hoja del aloe vera con la ayuda de un cuchillo y extraemos el gel con la ayuda de una cuchara.

Mezclamos con el aceite de oliva y formamos una pasta cremosa.

Limpiamos la zona a tratar y pasamos una fina capa de crema de aloe vera.

Dejamos actuar durante 30 minutos, masajeando de vez en cuando de manera que podamos mejorar la circulación.

Utiliza por lo menos tres veces a la semana para obtener buenos resultados.

  1. Manteca de cacao

La aplicación de la manteca de cacao contribuye que la piel mejore su textura, mientras que aumenta su elasticidad.

Su contenido en ácidos grasos esenciales y antioxidantes promueve la restauración celular, dándola una apariencia más joven y saludable.

Ingredientes

  • ½ taza de manteca de cacao
  • 1 cucharada de aceite de germen de trigo
  • 1 cucharada de aceite de vitamina E
  • 1 cucharada de aceite de semilla de albaricoque
  • 2 cucharadas de cera de abeja

Coloca la manteca de cacao en un recipiente resistente al calor y fúndelo al baño maría o en un microondas.

A continuación, incorporamos el aceite de germen de trigo, la vitamina E y las semillas de albaricoque.

Derretimos la cera de abeja y mezclamos con los ingredientes anteriores.

Frota sobre la zona deseada realizando un suave masaje circular.

Espera hasta que la piel absorba bien la crema y deja actuar durante toda la noche.

Puedes aplicar la crema hasta dos veces por día, todos los días.