4 Ideas fáciles para cocinar Patatas de forma más Saludable

Las patatas son el alimento favorito de mucha gente, lamentablemente suelen serlo cuando estas están fritas y requetefritas, que sí, puede que estén muy buenas, pero todo sabemos que lo que tienen de deliciosas lo tienen también de insanas. Existen muchas más maneras de cocinar patatas que bañándolas en aceites. Si quieres beneficiarte de sustancias naturales como la vitamina C, la vitamina B o la fibra presente en el tubérculo más famoso del mundo, usa estas ideas de cocina:

 

Patatas Au Gratin (Patata gratinadas estilo francés) 


 

Están deliciosas! Sorprenderás a tus visitas o a tu pareja con este plato típico de la cocina tradicional francesa. Ohlalá! Lo que necesitarás serán estos tres sencillos ingredientes, además de las patatas claro!

  • Queso
  • Mantequilla
  • Crema

Tres simples y deliciosos ingredientes que junto a las patatas prometen que esta receta triunfe sí o sí. Continua así:

  1. Coloca todos los ingredientes mezclados en una bandeja de horno.
  2. Las patatas que habrás cortado en rodajas las colocarás sobre la bandeja.
  3. Hornea hasta que veas que el queso que habrá por encima burbujee.
  4. ¡Bon appettite! 

 

Cómo hacer puré de patatas en casa fácil 


 

 

El puré de patatas bien hecho está buenísimo. Que sea cremoso, suave, y tenga la textura perfecta para pode dsifrutar del sabor natural de una buena patata de calidad. Necesitarás lo siguiente, anímate porque es muy fácil:

  • Patatas estilo russet (pequeñitas)
  • Leche (caliente)

Consejo: Si no tienes patatas russet, no encuentras o no puedes ir a comprar, prueba con patatas dulces, sí, batatas! El puré así logrará un sabor atípico al que estarás acostumbra/o de comer. ¡Y créeme que te gustará!

  1. Pon una olla a hervir, añade sal y las patatas que quieras emplear (cocinas para ti o comerán más?)
  2. Cuando las patatas estén ya suaves las comienzas a triturar con el instrumental más pesado o conveniente te resulte de los que tengas en la cocina.
  3. Mientras estés triturando las patatas ves añadiendo la leche caliente, que te ayudará a realizar el trabajo de manera más sencilla, con menos fuerzo y aportando más cremosidad al resultado final.

Truco: No olvides añadir un poco de pimienta para darle un sabor extra. Y si añades la especia de cocina Nuez Moscada no solo añades también un extra de beneficios para la salud, sino que también le darás a la preparación un sabor muy especial. Es un truco usado por chefs!

 

Patatas al horno Dieta


 

Las patatas al horno son otra manera de comer patatas de forma saludable, sino la que más junto al método del hervir la patata. Se pueden hornear con aceite o grasa para lograr así un sabor espectacular sí, pero también se pueden hacer patatas al horno saludables sin apenas aceite. ¡Incluso sin pizca! en caso de que tengas una bandeja de horno especial de las que no se pegan.

Simplemente corta patatas a la mitad, o en rodajas alargadas según te guste el tamaño. Las colocas en la bandeja y añades especias a tu gusto. El chili en polvo si te gusta el picante o el comino entero le vienen muy bien a las patatas así! (Si no tienes bandeja anti-adherente utiliza papel de horno y añade unas gotas de aceite de oliva virgen extra por debajo de cada patata!)

 

Patatas fritas sanas ? 


 

Si usas el método del horno en vez de la freidora, sí. 

¿Es posible comer patatas fritas en la dieta? Pues depende! Las patatas fritas compradas en bolsas como que no, y lógicamente las del McDonalds por buenas que estén menos aún! Si quieres comer patatas fritas saludables tendrás que hacerlas por tu propia cuenta. Y no, la opción de una freidora o llenar una sartén de aceite no es una solución!

Simplemente corta tus patatas de forma muy pero que muy fina y añádelas al horno a potencia máxima durante 15 minutos. Colocadas sobre la bandeja de horno o el papel, espolvorea un poco de sal y pimienta u otras especias de cocina al gusto. Mediante un “Spray” aplica un poco de aceite sobre las patatas sin pasarte. Y al horno durante esos 15 minutos! Están deliciosas y así sí son sanas!