4 remedios para una glándula tiroides lenta

La glándula de tiroides diagnosticada también como hipotiroidismo, es una condición que afecta a las mujeres en mayor grado y no presenta síntomas en sus primeras etapas.

Poco a poco esta glándula te hace aumentar de peso, sintiendo fatiga, dolor articular, pérdida de cabello o hace que tengamos unas uñas frágiles.

El funcionamiento de la tiroides puede ser regulada a través de los medicamentos existentes, por lo tanto, no te olvides de consultar a un endocrinólogo para encontrar el tratamiento que más se adapta a cada caso.

Hoy te vamos a dar 4 buenos consejos para ayudar a tu glándula tiroides.

  1. el poder de las semillas para tratar la tiroides lenta

Uno de los consejos más importantes es que debemos incorporar a nuestra dieta un consumo moderado de carbohidratos.

En realidad no se trata de eliminarlas completamente, pero si limitarlos, ya que los carbohidratos son fuentes importantes de energía para nuestros cuerpos.

Las personas con hipotiroidismo pueden tener un mayor deseo de comer hidratos de carbono debido a un déficit de serotonina, un neurotransmisor asociado con la sensación de calma y placer.

El consumo excesivo de carbohidratos puede traer consecuencias graves para nuestra salud, como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Es necesario consumir alimentos que proporcionan energía, que mejoran la sensación de saciedad y que, además, nos permiten regular la glándula tiroides.

Las semillas especialmente adecuadas para esto son:

  • Semillas de lino
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de Chia.
  1. los grandes beneficios del aceite de coco

La glándula de la tiroides se beneficiará mucho si introducimos en nuestro día a día el consumo de aceite de coco a nuestra dieta.

El aceite de coco fortalecerá nuestro sistema inmunológico y nos ayudará a enfrentarnos a otros problemas, como el aumento de peso.

El aceite de coco es un alimento rico en minerales, vitaminas y enzimas, capaces de levantar nuestras defensas para hacer frente a muchas enfermedades.

Mejoraremos nuestra digestión gracias a sus nutrientes.

El aceite de coco ayuda a combatir el estrés oxidativo causado por el déficit hormonal. Por lo tanto, nuestra piel será más elástica.

Consumir una cucharada de aceite de coco al día también nos permitirá fortalecer el cabello y las uñas.

  1. llevar una dieta alcalina

Siempre será necesario complementar la medicación prescrita por un especialista con hábitos de vida adecuados, como la práctica regular de ejercicios, el control de estrés y ansiedad, así como una dieta saludable y si es una dieta alcalina, mejor que mejor.

Una dieta alcalina es sinónimo de salud y de bienestar.

La siguiente es una lista para que sepas cuáles son los alimentos alcalinos:

  • Pepino
  • Remolacha
  • Apio
  • Ajo
  • Jengibre
  • Lechuga
  • Cebolla
  • Tomate
  • Naranja
  • Limón
  • Aceite de oliva
  1. remedio con miel y nueces para una tiroides lenta

Una de las principales funciones de la tiroides es segregar hormonas como la tiroxina y la triyodotironina.

Dos de los mejores alimentos para lograr esto son las nueces y la miel.

Las nueces son ricas en selenio, un oligoelemento esencial que nos permitirá conocer adecuadamente la deficiencia de yodo.

La miel a su vez, es un alimento rico en ácidos grasos Omega 6 y ayuda a regular los procesos hormonales, evitando los cortes de energía que han sufrido debido a la glándula de la tiroides.

Ingredientes

  • 40 nueces
  • 1 litro de miel orgánica
  • Un recipiente de vidrio grande con cierre hermético

Moler las nueces y meterlas en el frasco de cristal. A continuación echaremos la miel.

Dejamos macerar durante diez días.

Es recomendable tomar por la mañana dos cucharadas pequeñas de este remedio natural.