5 Remedios Caseros para solucionar la rigidez de las Articulaciones

La rigidez generalmente está relacionada con un tipo de artritis que cualquiera de nosotros podemos desarrollar durante nuestra vida. Pero si esto sucede, no hay de qué preocuparse.

Tenemos 5 soluciones totalmente naturales para combatir la rigidez de las articulaciones.

Generalmente esta condición se da en la vejez, pero hay causas en las que dicha enfermedad  se da en edades más tempranas. Estas causas pueden ser:

  • Problemas genéticos
  • Cirugía
  • Lesiones
  • Otros factores

Se estima que existen alrededor de 100 tipos de enfermedades relacionadas con la artritis.

Las molestias de las articulaciones pueden ir acompañadas de inflamación, hipersensibilidad, enrojecimiento y otras señales que disminuyen la calidad de vida.

Aunque en la mayoría de los casos los tratamientos farmacológicos se prescriben para controlar la rigidez, existen varios  remedios naturales que actúan como complemento para aliviar los dolores e inflamaciones de las articulaciones.

Apio

El apio es considerado uno de los principales alimentos que tenemos que incluir a nuestra dieta diaria y es el tratamiento ideal para aquellas personas que tengan algún tipo de enfermedad asociada con la inflamación de las articulaciones.

Sus propiedades diuréticas favorecen la regulación de los fluidos corporales y de los tejidos.

Disminuye la presión arterial y tiene un efecto positivo atacando las células cancerosas.

El apio se puede incluir en la dieta de diversas maneras y algunas ideas incluyen:

  • Tomando su jugo natural
  • En ensaladas y sopas
  • Con arroz

Zanahoria

Este vegetal es un gran complemento del apio. La zanahoria tiene una acción antiinflamatoria muy potente que protege las arterias y disminuye el dolor.

Además, es una fuente de vitamina A, protege la salud del ojo y ayuda a mantener el buen estado de la piel.

Debido a su delicioso sabor y versatilidad, hay cientos de formas en las que podemos consumirlas. Sin embargo, para disfrutar plenamente de sus beneficios, hay que decir que  lo mejor es comer las zanahorias crudas.

Jengibre

El jengibre combate la rigidez.

Es un gran analgésico y tiene cualidades anti-inflamatorias.

Alivia el dolor en las articulaciones.

Su consumo diario reduce el dolor y la inflamación causada por el movimiento.

Esta especia tiene un sabor picante y se puede añadir en guisos, sopas, zumos, etc.

Laurel

Una cataplasma realizada con hojas de laurel disminuye la inflamación de las articulaciones.

Reduce la rigidez.

¿Qué necesitamos para realizar una cataplasma de Laurel?

  • 1 litro de agua
  • 20 g de hojas de laurel
  • 1 trozo de algodón

Instrucciones

Pon a hervir un litro de agua.

Cuando hierva, añade las hojas de laurel y deja cocinar a fuego lento durante cinco minutos.

Retira la infusión del fuego y deja reposar durante 10 minutos.

Sumerge el algodón en la infusión de laurel y colócalo sobre la zona dolorida durante 5 minutos.

Repite este proceso varias veces al día.

Cúrcuma

La cúrcuma combate la rigidez

Esta maravillosa especia está en los primeros puestos por ser el mejor anti-inflamatorio natural, antioxidante y analgésico que existe.

Como recomendación final, recuerda que debes tratar de mover las articulaciones con la práctica de ejercicios de bajo impacto.