6 consejos que te harán perder líquido y peso en menos de dos semanas. No debe perdérselos!

Si necesita perder kilos, perder un poco de los líquidos retenidos o agua puede ser una manera eficaz de prepararse para esa ocasión especial y lucir físicamente esbelto.

La mayoría de las mujeres entran en pánico cuando detectan un par de kilos de más en la balanza, pero saber la diferencia entre el peso producto de la grasa y el peso del agua puede ayudar a entender ese aumento de peso.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a determinar si has ganado peso por el agua o la grasa:

  • Comprueba tu peso

Puedes ganar peso por el agua con facilidad en una base diaria. La grasa toma más tiempo para manifestarse.

Si has ganado la mitad de un kilo durante la noche, entonces probablemente estás reteniendo agua.

  • Comprueba tus manos y tobillos

Tu cuerpo almacena la grasa en varios lugares, sobre todo alrededor de los brazos y los músculos mientras que el agua se almacena en los capilares, tejidos y cavidades del cuerpo. La retención de agua se ve a menudo en las manos, tobillos y piernas.

Si tus muñecas o tobillos se ven hinchados entonces es probable que tú has ganado peso por el agua, en lugar de la grasa.

  • Verifica el porcentaje de grasa corporal

Si tienes un medidor de porcentaje de grasa corporal, puedes tener una idea precisa de si has ganado agua o grasa.

Hay varias razones por las que el cuerpo retiene agua:

  • No bebes suficiente agua.
  • Comes demasiada sal
  • Tu dieta contiene demasiada azúcar
  • Deficiencia en ciertas vitaminas y minerales esenciales

Cómo bajar de peso de agua

  1. Bebe más agua

Tu cuerpo necesita el uso del agua para disolver compuestos, como el sodio y el potasio, para ayudar a obtener los electrolitos necesarios, para filtrar los desechos del cuerpo, y para apoyar la obtención de energía.

Puede sonar extraño esto de consumir más agua con el fin de perder peso de agua, pero si tú no bebes suficiente agua, tu cuerpo comenzará a almacenar agua para compensar la falta de agua.

Para ayudar a reducir el agua que el cuerpo almacena, por lo tanto, se necesita aumentar el consumo de agua.

Trata de beber ocho a diez vasos de agua diarios para asegurar que tu cuerpo está liberando el agua retenida.

No bebas todo de una vez. El organismo no absorbe una gran cantidad de agua en poco tiempo y ya he mencionado que beber agua en exceso puede ser peligroso.

Bebe el agua a lo largo del día para ayudar al cuerpo a absorber.

  1. Baja el consumo de sal.

Cuando se come demasiado sodio, el cuerpo necesita más agua para disolver y en última instancia eliminar el exceso de sodio y otros desechos del cuerpo.

Esto significa que tu cuerpo necesita retener más agua.

La sal es a menudo un ingrediente oculto en los alimentos procesados. Incluye la sal que se encuentra naturalmente en muchos de los alimentos como verduras, leche y carne.

La reducción del consumo de sal puede ayudar a perder esos kilos adicionales de agua.

  1. Reduce el azúcar y otros alimentos refinados

Cuando se comen alimentos ricos en azúcares refinados, los niveles de insulina aumentan. El exceso de azúcar acrecienta los niveles de insulina, y a su vez reduce la capacidad que tiene el cuerpo para desaparecer el sodio en el organismo, lo que puede causar retención de líquido.

Un plato de avena en la mañana o un cereal a base de avena puede ayudar a sentirte más lleno durante más tiempo y puede ayudar a reducir los picos de insulina.

  1. Mantén un registro de tu ciclo mensual

Las mujeres retienen más agua en ciertos momentos del mes.

Conocer tu ciclo menstrual y el control de tu peso durante estos períodos puede ayudar a determinar si tu peso es agua, como resultado de este ciclo natural.

  1. Ejercicio

El ejercicio también puede ayudar a arrojar agua a través del sudor. El ejercicio también es una de las maneras de mejorar la circulación y ayudar a liberar toxinas.

  1. Obtén vitaminas y minerales

El sodio, calcio, magnesio y potasio, afectan la cantidad de agua que el cuerpo retiene.

Una dieta sana y equilibrada debe incluir una considerable cantidad de estas vitaminas y minerales.