6 increíbles ventajas de colocar hielo sobre su piel

Esta terapia ha sido utilizada por muchos expertos de belleza en los balnearios y tratamientos de cuidado de la piel durante varios años y por su amplia gama de beneficios.

La colocación de hielo sobre la piel es capaz de:

Refrescar la piel de la cara

Luchar contra la formación de arrugas

Combatir el acné y las manchas

Aumentar el flujo de sangre que se traduce en piel sana y brillante

Éstos son los beneficios de realizar este ritual por la mañana y la noche:

  1. Elimina las impurezas

El exceso de sebo y los residuos agrandan los poros de la piel. Colocar hielo sobre la piel puede apretar y reducir el tamaño de los poros dilatados que han sido agrandados por el exceso de grasa. Este procedimiento también suaviza la piel y hace que parezca fresca y sana.

  1. Cierra los poros

Colocar hilo sobre tu rostro reducirá al mínimo los poros y la piel se verá lisa y sin defectos.

  1. Mejora la circulación

Colocar hielo sobre la piel aumenta la circulación de la sangre mediante la constricción de los vasos sanguíneos de manera que menos sangre va a la superficie de la piel. Esta es una gran solución para la inflamación y la hinchazón.

  1. Excelente para los ojos hinchados

Colocar hielo sobre la piel reduce los errores bajo los ojos al reducir hinchazones.

  1. Anti envejecimiento

Colocar hielo sobre la piel puede reducir los signos de arrugas y puede ralentizar la creación de nuevas arrugas.

  1. Controla las manchas

Colocar hielo sobre la piel puede calmar la irritación, reducir la hinchazón y el enrojecimiento, por lo que es un gran remedio para las espinillas.

Aquí tenemos un método excelente mediante el cual podrás reducir las espinillas:

Instrucciones:

  1. Primero, limpia tu cara a fondo
  2. Coloca uno o dos cubitos de hielo en cualquier tipo de paño suave, como por ejemplo una gasa.
  3. Cuando el hielo comience a derretirse colócalo sobre tu cara
  4. Colócalo en diferentes áreas de la cara durante 1-2 minutos.
  5. Mueve el hielo suavemente de manera circular. Pasa por tu barbilla y la línea de la mandíbula, las mejillas, y a lo largo de la frente y la nariz. Ten especial cuidado para el área debajo de tu nariz.
  6. Seca tu rostro y finaliza el ritual con tónico, crema hidratante o el tratamiento para el acné.

Nota:

Si realizas este procedimiento sin cubrir los cubitos de hielo, debes usar guantes porque el hielo se derrite fácilmente sobre la mano.

Si no puedes aplicar el hielo directamente sobre tu piel, puedes aplicarlos envueltos directamente en un paño suave.

Si quieres aplicar los hielos directamente, no los saques enseguida del congelador, ya que puedes romper los capilares bajo la piel.

Debes evitar el uso del hielo sobre la piel si tienes capilares rotos, y no dejarlo por mucho tiempo.

No debe aplicarse durante más de 15 minutos.

Puedes agregar el limón, agua de rosas, té verde, pepino, té de manzanilla u otras hierbas para obtener mejores resultados.