7 buenas razones para preferir la copa menstrual

La copa menstrual es un elemento que sirve como  una  alternativa a los tampones utilizados durante la menstruación.

Los expertos están de acuerdo en que se trata de una herramienta muy saludable para las mujeres, ya que permite la desintoxicación de sustancias químicas que normalmente los productos de higiene  utilizados para el mismo propósito contienen.

Actualmente, la copa está hecha de materiales sensibles tales como silicona de grado médico,  ya que el uso de látex produce reacciones alérgicas no deseadas.

Muchas compañías han expresado su interés en la distribución de estas copas, por lo que ahora hay más opciones de formas, colores y precios.

Sin embargo, todavía hay muchas personas que tienen miedo de usarlo porque creen que puede ser incómodo e inseguro.

La verdad es que vale la pena conocer esta copa más a fondo, porque es una excelente opción en términos económicos y en materia de salud íntima.

  1. Es muy seguro

La copa menstrual actúa como un  tampón, solamente que en lugar de absorber el flujo, lo recoge, depositándolo despues en la taza del baño y enjuagando la copa antes de ser utilizada de nuevo.

Al principio puede parecer difícil para insertarlo y extraerlo, pero de hecho, después de dos o tres veces, será muy fácil.

Son muy seguros, ya que  no permiten fugas.

También representan la mejor opción en cuanto a salud, ya que  reduce el riesgo de enfermedades de cáncer o infecciones vaginales.

  1. Es cómodo

Contrariamente a lo que muchos piensan, la copa menstrual no es perceptible o genera incomodidades.

Puede ser utilizado durante el período de descanso y también mientras te bañas en la piscina sin problema.

  1. Cuida del medio ambiente

El uso de  toallas sanitarias  y tampones causan un grave impacto ambiental, ya que son productos que producen toneladas de residuos.

Como ya se mencionó, los colectores menstruales se hacen con una silicona de calidad médica que previene alergias y otros síntomas por el contacto con la parte interior de la vagina.

No contiene fragancias o productos químicos y es 100% reutilizable, y se estima que su vida útil tiene una duración de hasta  10 años.

Esto significa que es un producto ecológico y saludable que no contribuye a la contaminación del planeta.

  1. Es barato

La compra de cajas mensuales de tampones o compresas higiénicas, año tras año, se convierte en una cantidad significativa de dinero.

Con la copa menstrual estarás ahorrando dinero.

  1. Es fácil de limpiar

Dependiendo de la cantidad de flujo y la calidad de la copa, esta sólo debe  ser vaciada dos o tres veces al día,  es decir, cada 6 u 8 horas.

Después de este tiempo,  se debe quitar y lavar con jabón suave y agua.  Este proceso es muy simple y no requiere de un desinfectante especial.

Antes y después del ciclo es conveniente poner a hervir en agua durante 8 minutos para dejar la copa completamente esterilizada.

  1. No produce olores

Muchas mujeres se sienten muy incómodas y avergonzadas durante los días de su ciclo, ya que el flujo puede desprender un  olor fuerte, fácil de entender. Con la copa esto no sucede.

  1. No altera la flora vaginal

La mayoría de las infecciones vaginales causadas por la levadura tiene algo que ver con los cambios en la flora bacteriana.

Como este producto no produce tal efecto,  la vagina está protegida al 100% sin el  menor riesgo de desarrollar este tipo de enfermedades.

Sin embargo, en caso de estar sufriendo de una enfermedad como esta, lo mejor es que consultes a un  ginecólogo antes de usarla.