7 Motivos por los que beber Jugos Adelgazantes Naturales

Quizás hayas escuchado ya el término dietético de moda en las redes sociales: “Juicing”. La manera norteamericana de llamar a la acción de beber jugos y zumos de frutas y verduras naturales con el fin de conseguir un beneficio para nuestra salud. Existen muchas maneras de hacer juicing, Steve Jobs era conocido por tomar sólo zumo de zanahorías durante una semana para intentar combatir su Cáncer que le llevó a la tumba. Otras personas prefieren usar el concepto de tomar jugos con el único motivo de adelgazar, y así no tener que comer sólidos que -en teoría- te hacen engordar más. Y también existen gentes que beben jugos por el mero hecho de lograr desintoxicar su cuerpo, con los llamados zumos detox de los que hasta en EcoRemedios os hemos recomendado ya recetas para hacer en casa. Beber jugos está claro que te ayudará a adelgazar, pero por qué?

1. Digestión más fácil

Al no estar comiendo nada sólido ni pesado en su preparación, tu sistema digestivo te agradecerá el poco trabajo forzado que deberá cometer para lograr digirir tu comida. Y lo hará con mucha fácilidad. Está claro que no es lo mismo beber un jugo que pasa rápido y fácil por nuestro organismo, que tomar una hamburguesa con bacon y queso cheddar, con unas patatas fritas, un Brownie de postre, y para beber 4 vasos grandes de refresco de Cola con azúcar. Con una comida te estarás matando un poquito más por dentro, con la otra estarás ganando en salud y cargando tu cuerpo de antioxidantes y vitaminas, no azúcares artificiales ni grasas.

2. Menos tentaciones de comer más

Aunque mucha gente piense que beber zumos hará que después tengas más tentanciones y ganas de rebuscar algo que picar en la despensa de la cocina… se equivocan. De hecho, una vez estés acostumbrada o acostumbrado a tomar jugos con total naturalidad, tu cuerpo te lo agradecerá, y como nuestro cuerpo es inteligente, una vez haya captado haber recibido todos los antioxidantes y vitaminas procedentes del zumo natural, tu sistema digestivo mandará una señal a tu cerebro para decirle “Basta ya. No necesito nada más para comer, estoy lleno”.

3. Energía extra para tu cuerpo

Beber jugos será como beber gasolina, pero sabrosa. y saludable. El líquido de las frutas y verduras te aportarán toda la energia necesaria para el día. Y a más energia, más potencia, y a más potencia, más se gasta, es lógica. Por lo tanto cuanto más enégica estés como persona, más te moverás durante el día y más quemarás esa grasa que tanto deseas que desaparezca. Una buena idae es meter un poco de jengíbre picado o limón a tu zumo, sobretodo si te lo haces de verduras y no de frutas. No sólo añadirás un sabor extra muy agradable al paladar, sino que conseguirás el doble de beneficios para la salud añadiendo un poco más de Vitamina C y nutrientes.

4. No tiene efecto rebote

Alimentarse con zumos no tiene tampoco ningún efecto secundario al estilo rebote. Mucha gente cree también que sí, que tomar jugos te hará después no sólo querer comer más a escondidas, sino que además te hará devolver todo el posible peso perdido.En cúanto te des cuenta de los increíbles beneficios para la salud que te aportará este nuevo estilo de vida, no querrás dejarlo núnca. Por beber zumos de frutas y verduras naturales no sólo adelgazarás, sino que también notarás como tu piel brilla más, está más limpia, las manchas desaparecerán y tu cutis mejorará. Qué más puedes pedir al simple acto de beber un jugo, que además está delicioso ya de por si?

5. Inviertes en salud

Beber jugos no te aportará tan sólo el beneficio de adelgazar. Aunque no necesites adelgazar ni un sólo gramo, tomar zumos mejorará tu vida para bien. Sean verduras o frutas, ten en cuenta que lo que estás haciendo es darle a tu cuerpo vitaminas, antioxidantes y minerales de la mejor manera que existe: de forma natural y cruda. Los vegetales tienen muchísimas más sustuancias si se consumen crudos, que si se hacen al fuego en platos tradicionales de cocina. Exprimir el jugo de un pimiento rojo hará más por tu salud cardiovascular, que comiendo 5 pimientos rojos asados.

6. Variedad y diversión asegurada

Otra cosa en la que se equivocan los retractores de beber zumos es que te acabarás aburriendo y por tanto, dejando. Para nada. Ni te imaginas la de combinaciones que puedes llegar a hacer mezclando distintas frutas y verduras. Incluso, mezclando ambas, frutas y verduras para una combinación perfecta y equilibrada cargada de valiosos nutrientes para tu cuerpo. Además, no hay inconvenientes a penas, todo son beneficios. Imagina que no te gusta nada comer verduras, por ejemplo, zanahorías. Odias su textura, aunque sabes que son muy buenas para la salud de tu vista y la de tu piel debido a sus altos contenidos en Vitamina A. Qué haces? Pues preparas un zumo delicioso y adiós problema de texturas. Ahora me dirás… es que no me gusta el sabor de la zanahoría. Pues tampoco hay problema, también hay una solución zumera para eso. Mezclar precisamente frutas y verduras. Aquí te va una receta de zumo adelgazante ideal:

7: Zumo adelgazante

– 4 zanahorías

– 2 manzanas

– 1 pepino

– Unos trozos de remolacha pelada

– 1 apio

– 1 limón

– Un dedo de jengíbre crudo

Preparación? Pues como todos los zumos: A la batidora o a la zumera, darle al ON, y esperar un par de segundos hasta que logres la textura deseada. Disfrútalo, porque está muy pero que muy bueno, y es super saludable además de quemagrasas.