7 mitos y realidades en torno al cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta a un buen porcentaje de mujeres a nivel mundial. A pesar de que los factores de riesgo que pueden conducir a su desarrollo son muy conocidos, en el ideario popular se mantienen ideas y creencias que no son verídicas y, de una u otra manera, han generado inquietud entre las que tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad o ya la han desarrollado.

Así que hoy hemos decidido compartir los mitos y realidades que rodean al cáncer de mama más común, con el fin de aclarar muchas dudas.

  1. El consumo de azúcar incrementa la incidencia de cáncer de mama

Mito. Aunque algunos estudios han encontrado que las células cancerosas consumen más este alimento de lo normal, no se ha llegado a la conclusión científica de que  su ingesta empeora el cáncer.

Sin embargo, el consumo excesivo de azúcar puede tener un impacto negativo en el paciente porque desencadena en obesidad, diabetes y otras complicaciones que pueden empeorar su calidad de vida.

  1. Un fuerte impacto en los senos puede causar cáncer

Mito. Hasta el momento no hay pruebas que demuestren que las mujeres que, por alguna razón, han sufrido algún impacto en los senos tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Lo que puede ocurrir es una lesión que, en casos serios, requiera la atención médica.

  1. El cáncer de mama es hereditario

Realidad. De hecho la menopausia incrementa el riesgo de este tipo de cáncer debido a los cambios hormonales que se producen durante este periodo.

  1. Los productos como desodorantes o anti transpirantes pueden causar cáncer

Mito. Los científicos no han encontrado evidencia de alguna relación entre los productos químicos utilizados en estos productos y los cambios en el tejido mamario.

  1. Tener un historial familiar aumenta el riesgo de cáncer de mama

Realidad. Al menos el 20% de los casos en mujeres con cáncer de mama están asociados con un historial familiar de la enfermedad; el otro 80% son provocados por otros factores ajenos a la genética.

  1. El cáncer de mama puede volver a aparecer

Realidad. Es posible reincidir en este tipo de cáncer, ya sea en el mismo seno o el otro. La quimioterapia o radioterapia reducen significativamente el riesgo de que esto ocurra, pero eso no significa que no pueda volver a aparecer.

  1. Tener senos pequeños reduce el riesgo de desarrollar cáncer

Mito. El tamaño de los senos no tiene nada que ver con el tamaño de la glándula mamaria y el riesgo es el mismo para cualquier mujer  en este sentido.