8 beneficios de la coliflor por los que vale la pena comerla

La coliflor es parte de la familia de crucíferos como el brócoli y los diferentes tipos de coles.

Muchos no se atreven a incluir este fantástico ingrediente en su dieta, debido a la mala reputación por el olor que libera y la inflamación que puede causar en el abdomen.

Sin embargo, esta es una hortaliza que merece una oportunidad en nuestro plan de alimentación, ya que, desde un punto de vista nutricional, es una rica fuente de vitaminas, minerales y poderosos antioxidantes que son buenos para tu salud.

Además, es un alimento muy versátil que puede ser incluido con facilidad en ensaladas, cremas y muchos otros platos.

Conoce los beneficios de la coliflor:

  1. protege la salud del corazón

La coliflor, así como otros vegetales de la familia de crucíferos, contiene una sustancia llamada sulforafano, que mejora la presión arterial y la función renal.

Este compuesto se asocia con mejoría de la metilación del ADN, que es la clave para un correcto funcionamiento celular y una expresión génica, especialmente en el interior de las arterias.

Por otro lado, tiene una fitoquímica llamada alicina, que reduce los niveles de colesterol y el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

  1. mejora la salud del cerebro

La coliflor tiene colina, un tipo de vitamina B, que la hace ser un gran aliado en el desarrollo de la salud y el cerebro.

Su consumo durante el embarazo tiene muchos beneficios a la actividad del cerebro, incluyendo la memoria y la función cognitiva.

  1. es diurético y depurativo

La coliflor se compone de agua, aunque también contiene potasio y una pequeña cantidad de sodio.

Tiene un efecto diurético en el cuerpo, lo que favorece la eliminación de líquidos retenidos en los tejidos.

Esta calidad beneficia a personas con la presión arterial alta, ya que ayuda a regularla,  estimulando la producción de orina.

La coliflor también tiene cualidades depurativas que promueven la eliminación de toxinas y sustancias acumuladas, como ácido úrico y urea, entre otros.

  1. es bueno para las embarazadas

El consumo de la coliflor es muy bueno para las mujeres embarazadas, porque es una fuente importante de ácido fólico (B9), nutriente necesario para el correcto desarrollo del bebé.

Los folatos participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, síntesis de material genético y la formación de anticuerpos que fortalecen el sistema inmunológico.

Del mismo modo, su consumo es recomendable para las mujeres que toman anticonceptivos orales, puesto que reducen la presencia de este nutriente.

  1. facilita la digestión

Su contenido en fibra nos ofrece propiedades laxantes que mejoran la digestión, mientras que disminuyen el estreñimiento.

La fibra es un nutriente esencial para mantener los movimientos intestinales y expulsar los residuos en el sistema.

El Sulforafano, es un compuesto de azufre que posee la  coliflor y en  abundante cantidad, siendo capaz de eliminar las células madre de diversos tipos de cáncer, como:

  • Cáncer de mama
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de vejiga
  • Cáncer de colon
  • Cáncer de hígado
  • Cáncer de pulmón
  1. ayuda a perder peso

Al tener pocas calorías y muchos nutrientes, la coliflor es un gran aliado de las personas que están tratando de perder peso.

La coliflor ayuda a controlar el constante deseo de ingerir calorías.

  1. es bueno para tu piel

Su gran cantidad de antioxidantes y nutrientes mantienen la salud y la belleza de la piel, promueven la regeneración celular e inhiben el daño causado por los radicales libres, principales en provocar el envejecimiento prematuro.