8 remedios caseros definitivos para los talones agrietados

Tener un talón agrietado es un símbolo claro de la falta de cuidado de los pies, la deshidratación y en algunos casos, algunos problemas de salud.

Este problema se caracteriza por que afecta principalmente a la capa externa de la piel, aunque a veces puede penetrar profundamente en la dermis, generando un dolor intenso, que normalmente se produce cuando la piel que cubre el talón se seca, no está adecuadamente hidratada y recibe la presión del cuerpo en él.

En los casos leves, este problema también puede indicar una deficiencia de zinc y ácidos grasos omega 3.

Independientemente de cuál sea la causa de un talón agrietado, a menudo se contempla como un problema estético desagradable y en algunos casos puede causar dolor. Afortunadamente, ya existen varios remedios y tratamientos caseros que pueden ayudar a tratar la piel seca del talón, recuperando su salud y evitando que esta se convierta en un problema más serio.

Tratamiento a base de limón y glicerina

Este tratamiento natural ayuda a que la piel del talón se ablande, reduciendo significativamente la sequedad que provoca tener un talón agrietado.

Coloca en un recipiente una buena cantidad de agua caliente, sal gruesa, glicerina, el zumo de limón y agua de rosas. Después, sumerge los pies durante un período de entre 15 y 20 minutos.

Usa una piedra pómez para suavizar la piel seca en los talones y facilitar la eliminación de los callos.

Repetir el tratamiento durante cuatro o cinco días.

Tratamiento a base de aceites saludables

A menudo, la falta de humedad y sequedad en la piel de los talones son la principal causa de la aparición de una piel agrietada. El uso de aceites esenciales es un gran remedio para hidratar los pies y tratar este problema.

Utiliza una buena cantidad de aceite de coco o aceite de oliva para hidratar profundamente la piel seca de los talones.

Una vez aplicado, ponte unos calcetines de algodón durante la noche, así la hidratación es mucho mayor.

Lávate los pies por la mañana y repite el tratamiento cada día.

Tratamiento a base de plátano y aguacate

Esta mascarilla de plátano y aguacate ayuda a hidratar la piel de los talones agrietados y mejora notablemente su aspecto.

Prepara una mezcla con un plátano y un aguacate maduro. Aplica la mezcla directamente sobre el talón de la piel agrietada, dejando actuar durante media hora.

Enjuaga a continuación.

Tratamiento a base de limón y vaselina

La vaselina y limón obra profundamente en la piel, ayudando a suavizar los callos y reduciendo el problema de los talones agrietados.

Sumerge los talones en agua caliente con sal durante 15 o 20 minutos.

Seca bien los pies y “engrasa” los talones con una cucharada de zumo de limón y vaselina. Cubre los pies con calcetines de algodón y deja actuar  durante toda la noche.

Tratamiento a base de parafina

Este remedio natural funciona como una buena terapia cuando el talón agrietado causa dolor y diferentes molestias.

Mezcla un poco de parafina con aceite de coco. Caliéntalo en un cazo al baño maría y deja enfriar.

Echa una pequeña cantidad en los talones agrietados y cubre los pies con calcetines, dejando actuar durante toda la noche.

Tratamiento a base de miel

La miel es un ingrediente con propiedades muy beneficiosas para la piel, ayudándonos a suavizar y mejorar el aspecto de unos talones secos.

Mezcla una taza de miel en un vaso de agua tibia.

Mantén los pies sumergidos en esta mezcla entre 15 y 20 minutos y masajea.