9 increíbles beneficios que aportan las manzanas

La manzana es una de las frutas que podemos utilizar casi en cualquier época del año. Además de ser versátil y deliciosa, es rica en propiedades nutritivas que ofrecen increíbles beneficios para el cuerpo y la salud.

Sus principales virtudes se atribuyen a su aporte de compuestos antioxidantes y pectina, cuya acción en el cuerpo ayuda a inhibir los radicales libres mientras que estimula la desintoxicación.

Además, es una de las frutas que más dan una sensación de saciedad, por lo que es muy recomendable para aquellos que quieren perder peso, pero no pueden controlar su ansiedad por la comida.

Hay muchas otras razones que hacen de esta fruta una de los mejores que podemos ingerir diariamente en la dieta. A continuación, vamos a compartir sus nueve beneficios más importantes.

Son buenas para el corazón

La manzana contiene una gran cantidad de productos químicos naturales o fitoquímicos que ejercen un poderoso antioxidante para proteger el cuerpo.

Gracias a las manzanas, se pueden neutralizar los radicales libres que oxidan las células sanas y aumentan el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca y cáncer.

Por otra parte, la fibra soluble disminuye la absorción de colesterol por el intestino y ayuda a regularlo.

Tiene acción diurética

Debido a su importante nivel de potasio, las manzanas tienen una acción diurética para combatir la retención de líquidos y algunos de los problemas asociados con ella.

Pacientes con enfermedades inflamatorias o hipertensión pueden beneficiarse de comer un plato de manzanas cada día.

Buena aliada contra el estreñimiento y diarrea

En la piel de la manzana se concentra una cantidad importante de fibras insolubles que ayudan a evacuar, tales que su ingesta diaria puede disminuir el estreñimiento.

Por otra parte, en su pulpa central existe una fibra llamada pectina, que participa en la regulación del tránsito intestinal, disminuyendo la pérdida de agua durante la diarrea.

También hay algunos fitoquímicos de la fruta conocida como taninos, que tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias.

Dientes más sanos

Cuando masticas una manzana, animamos a la producción de saliva en la boca, que ayuda a reducir considerablemente las bacterias que causan caries y otros tipos de infecciones.

Aunque una manzana no puede reemplazar el cepillo de dientes y la pasta de dientes, es muy útil en aquellos momentos que no podemos echar manos de ellos para limpiar nuestros dientes.

Puede prevenir la enfermedad de Alzheimer

Por su contenido de antioxidantes, la ingesta de zumo de manzana natural ha demostrado ser un remedio eficaz para reducir el riesgo de desarrollar Alzheimer o envejecimiento prematuro del cerebro.

Protege contra la enfermedad de Parkinson

El consumo de alimentos ricos en fibra, como las manzanas, desempeña un papel importante en la prevención contra la enfermedad de Parkinson, un desorden degenerativo que se caracteriza por el deterioro de las células nerviosas que producen dopamina en el cerebro.

Los científicos creen que los radicales libres pueden influir en el desarrollo de esta enfermedad, por lo que los antioxidantes pueden ayudar a erradicarla.

Disminuir el riesgo de diabetes

La fibra soluble contenida en las manzanas ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con riesgo de desarrollar diabetes. Su consumo diario podría llegar a reducir al mínimo este riesgo hasta un 28%.

Evita los cálculos biliares

Se forman cálculos biliares cuando existe una exagerada cantidad de colesterol en el cuerpo, ya que esto evita que la bilis lleve a cabo su función en la digestión de las grasas.

Cuando los cálculos biliares son sólidos,  los síntomas empeoran significativamente.

Una dieta rica en fibra, soluble e insoluble, mantiene el colesterol a raya y juega un papel relevante en la prevención de la obesidad.

Desintoxica el hígado

El consumo excesivo de alimentos poco saludables y altos en calorías está aumentando la tasa de personas con diversas enfermedades relacionadas con intoxicación hepática.