¿Cómo aliviar el dolor del nervio ciático?

El nervio ciático es aquel que va desde la zona inferior de la columna hasta los dedos de los pies, pasando por toda la parte trasera de la pierna. Es el nervio más largo y grande del cuerpo.

Los dolores ocasionados por la irritación del nervio ciático reciben el nombre de ciática. Y pueden generarse por diversas causas.

A continuación te hablamos un poco más al respecto y te damos algunos consejos para aliviar el dolor del nervio ciático.

La ciática

Este es por lo general un trastorno que se desarrolla con el tiempo, y que prevalece mayormente en personas de edad avanzada. Siendo muy extraña su aparición en personas con edad de entre 15 a 25 años.

Entre sus síntomas destaca el dolor de pierna, el adormecimiento, el hormigueo, la debilidad en estas extremidades y hasta un dolor de pie. Siendo por lo general tratada con métodos personales y no quirúrgicos, en el caso de que el trastorno no sea crónico.

El dolor del nervio ciático es generado porque alguna raíz del nervio se encuentra comprimida o irritada. Y las causas para que esto ocurra son variadas, ya sea que puede ser ocasionada por hernias discales, el embarazo, distensión muscular, algún tumor medular o una infección en la parte baja de la espalda; sea cual sea la causa, existe una manera de tratar el trastorno.

Tratamientos para aliviar el dolor del nervio ciático

El uso de tratamientos quirúrgicos o no, dependerán de que tan grave sea el dolor. Existen algunos casos donde el dolor no se va fácilmente, siendo este un trastorno crónico es mejor tratarlo a nivel quirúrgico. Sin embargo, en la mayoría de los casos es suficiente con aplicar métodos tradicionales que son efectivos para aliviar el dolor. A continuación te mencionamos algunos de estos métodos.

Compresas frías y calientes

Aplicarlas en lapsos de 20 minutos de manera alterna, ayudara a aliviar el dolor y a relajar la tensión muscular, mejorando la circulación del oxígeno y de la sangre en la zona afectada.

Acupuntura

La acupuntura constituye un método alternativo para aliviar el dolor del nervio ciático. Como también para otros trastornos asociados con el dolor de espalda, dolores musculares y de cabeza.

Esta práctica medicinal cosiste en la inyección de agujas muy finas en puntos estratégicos del cuerpo. Es obligatorio que sea realizada por especialista, con el motivo de evitar males mayores.

Masajes lumbares

Lo mejor es que sean realizados por especialistas. Esta es una solución bastante efectiva en la mayoría de los casos. Aunque una alternativa es realizarlos mediante ejercicios personales. Como es el de flexionar las rodillas al pecho estando acostados en el piso, una vez flexionadas comienza a hacer círculos concéntricos, de esta manera se masajea la zona lumbar aliviando el dolor.

Ejercicios

Los ejercicios se convierten en nuestros principales aliados si queremos aliviar el dolor del nervio ciático. Ya que para la mayoría de los casos la solución al trastorno es una rutina específica y controlada de ejercicios, que ayudan a aliviar los dolores y a fortalecer el nervio y los músculos aledaños.

La mayoría son movimientos de estiramiento y aeróbicos. Como por ejemplo caminar, lo cual ayuda al fortalecimiento de la espalda baja.

Remedios naturales

Los remedios naturales a base de hierbas constituyen también una buena alternativa para aliviar el dolor del nervio ciático. Esto se debe a que en la naturaleza contamos con un sinfín de plantas que poseen bondades medicinales que van desde propiedades antiinflamatorias hasta analgésicas, antiespasmódicas y relajantes.

Las mejores hierbas para la ciática son:

  • Diente de león
  • Amapola
  • Menta
  • Té verde
  • Flor de sauco
  • Cúrcuma
  • Abedul

Ya sea preparándolas en infusiones para ingerirlas en té. También utilizándolas para las compresas calientes. Sin duda las hierbas medicinales son de gran ayuda para el tratamiento de dolores corporales.

Habiendo dicho esto, te recomendamos el uso de cualquiera de estos métodos de manera individual o incluso puedes combinarlos y alternarlos.

Recordamos de igual forma que si al llevar a cabo alguna de estas alternativas el dolor o los síntomas incrementan, detén de manera inmediata el tratamiento y visita a tu medico de confianza.