¿Cómo aliviar el dolor de vesícula?

La vesícula es el hogar de los cálculos biliares. La presencia de las pequeñas piedras son las que ocasionan inflamación en la vesícula generando un dolor agudo que muchas veces no permite ni siquiera realizar una respiración profunda.

Algo muy común es confundir un dolor de vesícula con algún malestar estomacal. Y esto es algo que puede resultar fatal, debido a que no nos permite detectar la presencia de cálculos a tiempo.

Es por esto que hemos preparado un artículo referente a la patología vesicular y además, te daremos algunas alternativas para aliviar el dolor de vesícula.

¿Qué es lo que causa dolor?

aliviar el dolor de vesícula

La vesícula es un órgano cuya función es almacenar la bilis. Esta sustancia es la encargada de absorber las grasas en el estómago, para que estas sean mejor sintetizadas por el organismo en el proceso digestivo.

La bilis es una sustancia compuesta mayormente por el colesterol producido por el hígado y las sales biliares que son las encargadas de disolver las partículas de colesterol.

Ahora, el dolor de vesícula mayormente se origina cuando hay una presencia desequilibrada de sales biliares y de colesterol. Lo que provoca que las sales no puedan evitar la solidificación y la formación de piedras biliares. Esto, al no poder disolver las partículas de colesterol dentro de la vesícula.

El dolor llega cuando las piedras buscan salir de la vesícula y quedan obstruidas las vías biliares. Lo que ocasiona fuertes contracciones de la vesícula, generando de esta forma la inflamación del órgano y los intensos dolores.

¿Cómo identificar la inflamación de la vesícula?

Como antes mencionamos, el dolor de este órgano es frecuentemente confundido con algún malestar estomacal. Para evitar mal entendidos lo mejor que se puede hacer en caso de que se sospeche de la presencia de piedras o de alguna inflamación en la vesícula es un ultrasonido.

Sin embargo una manera más rápida es hacer presión con tus dedos en el lado superior derecho del abdomen un poco por debajo de las costillas. Si al respirar profundamente, sientes un dolor agudo que te obliga a parar la inhalación; puedes determinar que estas en presencia de una colecistitis, que nos es otra cosa que una vesícula inflamada a causa de cálculos (lo que ocurre en la mayoría de los casos) ó infecciones bacterianas.

Ahora, algo que suele preguntar la mayoría de los pacientes que son víctimas de esta condición es ¿Cómo parar el dolor?

Tratamientos para aliviar el dolor de vesícula

Si la inflamación es ocasionada por los cálculos biliares, los médicos recomiendan tratamientos para intentar disolverlos. Sin embargo, al no ser esto posible se recurre a intervenciones quirúrgicas.

A continuación te mencionamos algunas alternativas y otros remedios caseros que son recomendados para aliviar el dolor de vesícula.

Compresas calientes

Las almohadillas calientes nunca nos fallan. Estas actúan como calmantes musculares, algo que no ayudara a disolver las piedras en la vesícula, pero sin duda te ayudaran a calmar el dolor

Recomendamos usarlas en periodos de 20 o 30 minutos. Cuantas veces desees en el transcurso del día.

Zumos e infusiones

En la medicina naturista existe una variedad de componentes o plantas que te ayudaran a disolver los cálculos biliares, y algunas también actúan como calmantes a malestares del organismo. Gracias a sus propiedades antioxidantes y analgésicas se recomienda tomar:

  • Vinagre de manzana
  • Infusiones de boldo
  • Agua de alcachofa
  • Jugo de remolacha
  • Infusiones de diente de león
  • Aceite de oliva
  • Jugo de zanahorias
  • Infusiones de cardo mariano

Lecitina de soya

La lecitina de soya es un suplemento que sirve para disolver partículas de colesterol y regular la producción de bilis. Con lo que pueden ser una buena alternativa para aliviar el dolor de vesícula.

Su eficiencia contra los cálculos biliares se debe a que contiene cantidades importantes de fosfolípidos, compuestos por ácidos grasos buenos, vitamina B y fósforo que producen a disolución del colesterol.

Dietas

Algo que obviamente ayudara es comer de manera pausada y en cantidades pequeñas para que el sistema digestivo tenga que trabajar menos.

Una medida que puede disolver los cálculos biliares y también aliviar el dolor de vesícula es consumir alimentos que bajos en grasas. Además, aumentar el consumo de cereales, vegetales cocidos, clara de huevo, carnes magras y algunas frutas como la manzana.

Finalmente, recomendamos tratar el tratamiento de la mano de un médico especializado. De manera que en caso de no aliviar el dolor y no lograr disolver las piedras en la vesícula, se recurra de manera inmediata a una intervención quirúrgica.