Apenas 48 horas después de consumir la planta de raíz, las células cancerosas de este paciente estaban siendo destruidas

Años de investigación. Miles de millones de dólares gastados. Pero, ¿será posible que se haya encontrado la cura para el cáncer?

Así que, ¿cuál es el ingrediente más importante para la cura de esta terrible enfermedad? Bueno, algunos dicen que los dientes de león podrían ser la clave.

Los dientes de león no son ajenos a ser utilizados en el área de la salud. Desde los tiempos antiguos se les ha consumido, propagado y recomendado con la finalidad de ser un tratamiento para diversas enfermedades.

Ahora es la raíz de interés para los científicos. Los investigadores opinan que las raíces fuertes potencialmente pueden construir un sistema inmunológico saludable y ser capaces de enfrentarse a cualquier afección de la próstata o cáncer de pulmón en el cuerpo. No solo esto, sino que afirman que son capaces de luchar con los síntomas de el tratamiento de la quimioterapia.

En un reciente estudio, se demostró lo efectiva que puede ser la raíz de diente de león en el tratamiento de la Leucemia mielomonocítica. La Dra. Carol Hamm afirma que la raíz de Diente de león es la única cura para este cáncer.

Mira este caso en el que se utilizo raíz de diente de león:

El paciente de cáncer John Di Carlo fue enviado a casa para disfrutar de sus últimos días rodeado de su familia y amigos, pero también se le dijo que probara el té de raíz de diente de león. Milagrosamente para John, el cáncer no logro acabar con su vida, y 4 meses más tarde su cáncer había disminuido, su sistema inmunológico se había hecho mas fuerte y sus síntomas eran mínimos. La única explicación que podía dar Di Carlo era que había tomado te de raíz de león.

Se dice que la raíz  trabaja inmediatamente sobre las células cancerosas, tratando de romperlas y sustituirlas por nuevas células saludables. No sólo eso, sino que también funciona como una sustancia anti-cáncer que ayuda a que el cuerpo no genere mas células malignas en órganos como la próstata, pulmón, mama, hígado, etc.

Por supuesto, el te no va a hacer efectos segundos después de que se tome la primera vez, pero a largo plazo es mucho mejor que tener que tolerar los terribles síntomas y efectos secundarios de la quimioterapia.

No te asustes ni te preocupes si no tienes cáncer, esto no significa que comenzar a beber el té te hace propenso. Al contrario, al comenzar a ingerir esta bebida, vas a sentir como tu cuerpo se fortalece; además, vas a ser menos propenso al cáncer, tu cuerpo será menos vulnerable a padecer de enfermedades como diabetes tipo uno y dos, y tu sistema inmunológico va a comenzar a mejorar.

Muchas tiendas venden directamente la raíz, y otras tienen algunas variaciones del te, o simplemente venden bolsas de infusión.

Si bien lo mas recomendable es preparar la raíz para hacer te de diente de león de manera directa, las infusiones para personas que no padezcan de cáncer también son saludables.