Aprenda a combatir los Sofocos de la #Menopausia de manera efectiva!

La vida biológica de la mujer es muy activa. Desde el inicio de la pubertad hasta su total desarrollo. Después de tener hijos se producen incluso más cambios, como el período de lactancia. Cuando una mujer llega a la edad madura y todo empieza a tener un equilibrio, llega la menopausia y a su vez, esos temidos cambios de temperatura.

¿Cómo podemos combatir los calores causados por la menopausia?

Este tipo de calores suelen darse de repente en la cara y en la parte superior de nuestro cuerpo. Estos calores también pueden ir acompañados de náuseas, vómitos, sudoración excesiva, mareos u otras dolencias similares.

La causa de este agujero negro es la disminución de estrógenos en nuestro cuerpo, que son los causantes de estos cambios hormonales.

La frecuencia y la duración de este tipo de calores dependen de cada mujer. Algunas pueden sentir este tipo de calor durante un tiempo hasta que el cuerpo encuentre su nuevo equilibrio, otras en cambio, pueden sufrir este tipo de molestias todo el resto de sus vidas.

Debemos recordar que tenemos que hacer frente a los factores que acentúan los síntomas.

Es necesario reducir estos síntomas, ya que pueden llegar a ser muy incómodos, sobre todo cuando tenemos que ir a trabajar. Siempre existe la posibilidad de utilizar tratamientos hormonales para mejorar los síntomas, lo malo es que con el tiempo nuestro cuerpo se acostumbra a este tipo de medicamentos. Por eso recomendamos probar primero estas recetas caseras.

Recetas contra los sofocos de la menopausia

Vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana purifica, revitaliza y remineraliza nuestro cuerpo. Contiene más de 30 nutrientes esenciales (una gran cantidad de vitaminas, ácidos grasos, minerales, fósforo, calcio, potasio, magnesio, azufre, sodio, zinc, hierro, flúor, y otros) y lo más importante, ayuda a equilibrar el metabolismo general del cuerpo.

Ingredientes

2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana.

Procedimiento

Toma dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana. Es muy recomendable hacer esto por la noche.

Si te es difícil consumir el vinagre puro porque tiene un sabor demasiado fuerte, puedes  disolver el vinagre en medio vaso de agua tibia, zumo de fruta o verdura.

Soja

La soja contiene algunos fitoestrógenos que imitan al estrógeno natural en las mujeres. Además, tiene una alta concentración de lecitina, que previene la osteoporosis debido a su alto contenido de calcio.

Alimento con soja:

  • Leche de soja.
  • Lecitina de soja.
  • Carne de soya.

Se recomienda el uso de dos porciones de algunas de estas opciones con soja por día.

Salvia

Además de contener fitoestrógenos naturales, la salvia tiene propiedades estimulantes. Activa la circulación sanguínea y vasomotora y por lo tanto, los sofocos relacionados con la menopausia.

Ingredientes

Una cucharada de hojas de salvia fresca o dos cucharaditas de té de salvia fresca.

Preparación

Hacer una infusión con las hojas de salvia. Puedes tomar hasta 3 tazas diarias.

Linaza

Cuando los síntomas de la menopausia son leves o moderados, la linaza es muy eficaz. Contiene fitoestrógenos naturales que compensan la pérdida de estrógenos y ayudan a aliviar el intenso calor. Además, ayuda a corregir el estreñimiento y reduce el colesterol.

Ingredientes

2 cucharadas de Linaza.

Puedes añadir la linaza o lino a tus ensaladas, yogures, zumos o sopas.

Té rojo

El té rojo es indicado para paliar los síntomas de los sofocos, ayuda a reducir el colesterol, mejora la circulación sanguínea, previene la osteoporosis y reduce la falta de aliento. Cualquier persona que esté usando medicamentos debe consultar primero a un médico antes de comenzar a tomar té rojo.

Toma una infusión de té rojo dos o tres veces al día.

Yoga

El ejercicio no tiene relación directa con el alivio del calor debido de la menopausia, pero puede proporcionar una mejora general. Relaja la mente y revitaliza el cuerpo. Aparte del yoga, puedes elegir cualquier tipo de ejercicio: aeróbico, caminar, correr, bailar, etc.

Recuerda que esto es sólo una etapa en la vida de las mujeres y que después de unos meses todo puede volver a la normalidad.