Ataque de Tos? Alivialos con Cebolla y Ajo

¿Sabías que la cebolla  y el ajo ayudan a combatir la tos? ¿No? Pues, es cierto.

La cebolla, conjuntamente con el ajo, puede convertirse en un poderoso remedio natural para calmar la tos, la cual se origina cuando el sistema inmunológico detecta algunas bacterias y virus alojadas en las vías respiratorias.

Es decir, que la tos viene a ser un mecanismo de defensa que, mediante un vaciado explosivo de aire de los pulmones, ayuda a eliminar los agentes extraños y los gérmenes que dañan la salud. La tos comúnmente viene acompañada de producción abundante de flema, inflamación de la garganta, y congestión.

Además de esto, es común que la gripe y el resfriado puedan ocasionar dolores de cabeza, irritación en los ojos, y malestar general.

Si bien es cierto que existen una serie de medicamentos usualmente recetados para mejorar estos síntomas, a veces no funcionan apropiadamente, o tardan en causar alguna mejoría, o por el contrario, generar alguna reacción adversa.

Es por eso que resulta una mejor opción apelar por los remedios naturales, y uno de ellos es un tratamiento de ajo y cebolla, cuyos efectos expectorantes y antibióticos son realmente buenos.

Es una bebida natural que ayuda a despejar las vías respiratorias ante los casos de resfriado y gripe.

Tanto el ajo como la cebolla son muy ricos en una sustancia denominada alicina que, además de su sabor particular, le otorga efectos medicinales muy poderosos para los seres humanos.

La cebolla es una de las hortalizas más utilizadas en el mundo de la gastronomía, no solamente por el conocido sabor que le otorga a los platos, sino también por su valor nutricional alto que ayuda a la salud de las personas.

Estudios han demostrado que la cebolla es una fuerte importante de vitaminas, compuestos antioxidantes y minerales, los cuales una vez son asimilados por el organismo, fortalecen el sistema inmunológico, y los procesos que se encargan de la remoción de las toxinas del cuerpo.

Los compuestos sulfurosos de la cebolla son poderosos antiinflamatorios y antibióticos, que son buenos para combatir las afecciones generadas por las bacterias y los virus.

Además, se le atribuyen efectos expectorantes y mucolíticos, que resultan efectivos en el tratamiento de la tos y la expulsión de las flemas.

En el caso del ajo, un condimento que ha formado parte de cientos de culturas alrededor del mundo, posee efectos expectorantes y antibióticos, que ayudan a eliminar los gérmenes que ocasionan la tos.