ATENCIÓN! 1 de cada 15 personas sufrirán esta terrible enfermedad

Aproximadamente 1 de cada 15 personas que viven en los Estados Unidos desarrollará un aneurisma en algún momento de sus vidas.

La parte más aterradora acerca de este hecho es que, en muchos casos, estos aneurismas pasan desapercibidos. Estos aneurismas pueden provocar daños como un accidente cerebrovascular, daño cerebral extendido e incluso la muerte.

El tratamiento para aneurismas cerebrales es muy difícil, y a menudo implica un procedimiento arriesgado que en sí mismo puede dar lugar a hemorragias.

Sin embargo, hay maneras de reducir ese riesgo. 

¿Qué es un aneurisma cerebral?

Un aneurisma cerebral es una condición potencialmente peligrosa para la vida. Se produce cuando un área débil en la pared arterial se hincha en el cerebro y se llena de sangre.

Esto puede dar lugar a pequeñas hemorragias y posteriormente a un sangrado que puede conducir a un derrame cerebral

El 80% a 90% de los aneurismas cerebrales son del tipo sacular. Este tipo de aneurisma forma una protuberancia en un solo lado de la arteria, lo que hace que se vea similar a una baya o un “saco”.

¿Quién está en riesgo?

Hay factores ambientales que promueven el desarrollo de un aneurisma, pero en su mayor parte, los aneurismas cerebrales son hereditarios. Los siguientes factores pueden aumentar tu riesgo de aneurisma:

  • Género: Las mujeres son más propensas a desarrollar aneurismas cerebrales
  • Raza: la población afroamericana es más propensa a padecer aneurismas
  • Presión arterial alta: El riesgo de desarrollar un aneurisma es más elevado en personas que sufren de presión arterial alta.
  • Abuso de drogas
  • Fumar cigarrillos
  • Problemas congénitos
  • Tumores
  • Lesiones cerebrales
  • Colesterol LDL alto

¿Cuáles son los síntomas de los aneurismas cerebrales?

 

  • Dolor leve o grave de cabeza justo por encima o por detrás de los ojos
  • Pupilas con dilatación
  • Párpados caídos
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión borrosa o doble
  • Entumecimiento en uno o ambos lados del cuerpo
  • Dificultad para expresarse
  • Cambio en la conciencia y el estado mental
  • Dificultad para caminar o mareos
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida de consciencia

La prevención de los aneurismas cerebrales

La mejor manera de prevenir un aneurisma es controlando la presión de la sangre. También puedes añadir algunos minerales beneficiosos a tu dieta como el magnesio, calcio y fósforo.

Aquí una receta de un delicioso batido que te proporcionará una gran cantidad de estos tres minerales para ayudar a bajar la presión arterial.

Ingredientes:

  • Un plátano completo
  • Un puñado de espinacas
  • Dos cucharadas de yogur
  • Una taza de leche

Instrucciones:

  • Coloca todos los ingredientes en una licuadora y mezcla hasta que quede homogénea. Bebe este batido una vez cada día.
  • Hacer cambios en el estilo de vida puede controlar la presión arterial. Estos cambios pueden incluir:
  • Dejar de fumar
  • Comer una dieta que sea baja en grasas trans, sodio, azúcar y colesterol
  • Comer carnes magras, pescado, pollo y frijoles