Atenúa las cicatrices sin tener que recurrir al bisturí o al laser

La medicina natural te puede ayudar mucho si tienes alguna marca en tu piel y quieres suavizar su pronunciamiento.

No necesariamente debes recurrir a un consultorio o quirófano como única opción, dado que la naturaleza te brinda varias opciones que al ser empleadas con constancia, puede ir ayudándote a un ritmo lento pero seguro a alcanzar tu objetivo.

Muchas situaciones por las que pasamos en nuestra vida, son capaces de dejar recuerdos impresos en nuestra piel de manera permanente, ya sea por algún accidente sufrido o alguna intervención quirúrgica.

Cuando un tejido es afectado, se generan fibroblastos jóvenes que se encargan de rellenar los espacios y restituir las áreas heridas a fin de crear una barrera protectora contra los agentes externos.

Si bien este proceso es necesario, para nuestra salud, las marcas tal como aparecen no, por lo que es de interés para muchas personas que las tienen disminuir su visibilidad debido a que puede considerarse que disminuye la belleza de la piel puesto que la textura propia de la cicatriz es diferente al resto, al no ser uniforme y tener abultamientos.

Desaparecer completamente una cicatriz no siempre es posible, pero tanto en el mercado como en nuestra propia casa, contamos con herramientas que pueden sernos útiles para este propósito. A continuación te presentamos alguna medicina natural como opciones:

 a- Agua de coco:

El coco es considerado una panacea gracias a sus múltiples usos, contiene vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a la piel a conseguir más rápido su reparación.

Untando directamente la herida, que se puede hacer frotando un algodón impregnado del agua, colaborara para que la producción de colágeno y elastina aumente y trabaje de forma más eficaz, repitiendo el proceso dos veces al día, todos los días, lograremos reducir la flacidez y disminuir la notoriedad de las cicatrices.

Lo mejor de todo es que es medicina natural y no te afectara tu estomago tomando pastillas.

b- Manteca de cacao:

Contiene ácidos grasos del tipo esencial, es decir d los que nuestro cuerpo no produce o no lo hace en cantidad suficiente; además cuenta con vitamina E, los cuales se encargan de hidratar profundamente el tejido de la dermis y potencian el proceso de cicatrización.

Es rica también en antioxidantes que brindan protección ante el ambiente y los radicales libres. Basta con frotarla sobre la herida, tres veces al día.

c- Patata:

Su beneficio al proceso de recuperación de la piel viene dado porque posee antioxidantes y antiinflamatorios, además de vitaminas y minerales que le dan vida a los tejidos y los protegen de agentes que causan infecciones. Forma una pasta con una papa cruda rallada para aplicar sobre las cicatrices y lo dejas actuar por 30 minutos antes de enjuagar. Esta medicina natural es un remedio que debe ser utilizado en las noches antes de dormir.

d- Aceite de vitamina E:

Incita la actividad celular encargada de la rápida reparación de las heridas, debido al  potente efecto de sus antioxidantes. Por lo que será en especial beneficioso para las pieles secas y con manchas. Masajea sobre la piel afectada hasta que se absorba por completo. Este remedio se utiliza en horas nocturnas.