Barriga Inflamada, Gases? Soluciónelo con tán solo 1 Fruta!

La distensión abdominal es una de las enfermedades más comunes que se da en las mujeres. Todos hemos sentido en numerosas ocasiones esta condición incómoda, donde notamos el vientre hinchado y lleno, como si hubiéramos comido en exceso.

Gracias a la papaya podemos remediar este problema.

Es muy normal que al sentir estas molestias, cojamos del botiquín algún tipo de medicamento para “aliviar el gas.” Sin embargo, hay que tener claro que la distensión abdominal tiene muchas causas, por lo que  es necesario conocerlas antes de recurrir a la automedicación.

En general, el vientre hinchado mejorara si llevamos una dieta adecuada y sobre todo, si sigues este consejo que te damos a continuación.

Las causas que conducen a la distensión abdominal

Una “prominente barriga” no siempre es la causa de una acumulación de grasa, ni tampoco significa que hayamos aumentado de peso repentinamente.

A pesar de ser una enfermedad común, la distensión abdominal, a veces puede causar algunos problemas que requieren un tratamiento médico específico. Por lo tanto, si te das cuenta de que esta molestia es algo constante, asegúrate de pedir cita con tu médico de cabecera.

Causas distensión abdominal:

Estreñimiento

El estreñimiento es la causa más común de la distensión abdominal. Es una molestia bastante incomoda pues estamos días “sin poder ir al baño” y sentimos unas molestias muy fuertes en el estómago, como presión y pesadez.

Hay que tener en cuenta que unos intestinos sucios impiden una correcta absorción de los nutrientes. 

Nunca hay que olvidar que el estreñimiento crónico requiere de un tratamiento adecuado.

Dispepsia

Según explican los médicos,  la dispepsia afecta a casi el 30% de la población.  A menudo el problema es genético, mientras que en otras situaciones es causada por bacterias, como la llamada “Helicobacter pylori”, que realiza cambios importantes en nuestra digestión.

El proceso digestivo y el vaciado gástrico es muchísimo más lento de lo normal. Con el tiempo aparecen las fermentaciones que dan lugar a un gas intestinal producido por la microflora del colon.

Intolerancia a los alimentos

Suele pasar que a veces somos intolerantes a ciertos alimentos y no lo sabemos. No es necesario que aparezcan vómitos y fiebre para darnos cuenta que somos alérgicos a un producto. Una digestión pesada, lenta y dolorosa ya es una pista.

A veces, el intestino es incapaz de digerir normalmente un componente habitual de nuestra dieta. Es algo común con los productos lácteos o alimentos que contienen gluten.

Retención de líquidos

La retención de líquidos tiene su origen en un aumento en el volumen de líquido intersticial, que vienen causados por problemas circulatorios o del riñón.

Una dieta pobre o un estilo de vida sedentario provocan esta inflamación de los tejidos que se encuentran en la mayoría de los casos en el estómago y en las piernas. La retención es, junto con el estreñimiento, una de las causas más comunes que determinan la cepa abdominal.

Papaya y sus enzimas digestivas

Una de las mejores maneras de combatir la hinchazón es comer papaya. Gracias a la papaína, una enzima digestiva maravillosa que se encuentra presente en la pulpa y en las hojas de esta fruta, podemos reducir la inflamación de las paredes del intestino y del estómago.

La papaya también nos permite digerir las proteínas más apropiadamente, estimulando las reacciones celulares para la síntesis de nutrientes.

La enzima de papaya es útil para las personas que tienen problemas con el páncreas.  Gracias a esta deliciosa fruta tropical mejoraremos la digestión, eliminaremos los gases y la distensión abdominal.

Vitamina anti-inflamatoria para combatir la distensión abdominal

Ingredientes

1 taza de papaya picada (140 g)

1 cucharada de aloe vera (15 g)

1 cucharadita de té verde (10 g)

1 taza de agua (200 ml)

Preparación

Esta vitamina es muy fácil de preparar, para ello, lo primero que haremos será la infusión de té verde con el vaso de agua.

Dejaremos reposar el té verde durante 20 minutos, mientras que vamos colocando en el vaso de la licuadora la papaya picada y la cucharada del aloe vera.

A continuación echamos la infusión y batimos bien hasta que la mezcla quede homogénea.