Conoce los beneficios del consumo de leche

Desde muy pequeños nos acostumbran a tomar leche, y esto se debe a los grandes beneficios que esta nos aporta desde muy temprana edad. La leche está conformada por una cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales que son esenciales para el desarrollo de nuestro cuerpo. Pero los beneficios del consumo de leche pueden variar en base a  las necesidades de cada quien.

Ya que esta varia en sus presentaciones según su tratamiento y origen. Por lo que no todas las personas pueden consumirla por igual.

La leche entera

La leche la podemos encontrar de venta en los mercados de distintas formas. La más común de todas es la leche entera. La cual, así como lo indica su nombre, es la que más contiene parte de los nutrientes y vitaminas importantes para nuestra salud. Es fuente de vitaminas A, B, E y D. Es rica en calcio, fosforo, hierro y proteínas como la caseína.

Al igual que más cantidad de grasa, por ende no es muy recomendable para aquellas personas que estén bajo un régimen en pérdida de peso. Esta leche es usada para producir alimentos de origen lácteo como quesos, mantequilla y yogurt.

Para quienes si se recomienda es para los niños menores a 5 años. En esta etapa los niños necesitan de todos los nutrientes de la leche entera para estimular su crecimiento, tras haber dejado la leche materna.

La leche semidescremada

A diferencia de la leche entera contiene un menor porcentaje de grasa. Aporta igualmente los mismos nutrientes que una leche entera. Es muy recetada para los niños y adolecentes para su crecimiento.

Ya que durante esta edad ellos requieren la mayor cantidad vitaminas y minerales. Para fortalecer y aumentar el desarrollo mental y físico, velando por la salud del cerebro gracias a la presencia del hierro. Sus músculos, por el aporte de proteínas y huesos por su contenido en calcio, previendo sufrir de osteoporosis. Pero sin embargo, no se debe abusar de su consumo al día, siendo una taza diaria la cantidad suficiente.

La leche descremada

También se encuentra la leche descremada, que es aun mejor que la entera. Puesto que mantiene el mismo aporte nutricional pero con aun menor cantidad de grasa y calorías que las anteriores. Mientras que un vaso de leche entera aporta unos 3.2% de grasa y 61 Kcal, la descremada solo aporta 1,0% en grasa y 50% Kcal.

Parte de los beneficios del consumo de leche descremada es que puede mantener los niveles bajos de colesterol y un bajo índice glucémico. Por esta razón se vuelve un alimento ideal no solo para las personas con diabetes y las que buscan bajar de peso perdiendo grasa.

Sino también para cualquiera que desee mantener un buen estado de salud a largo plazo. Evitando enfermedades cardiovasculares producto de la acumulación de grasas tomarse.

Leche deslactosada

Para su obtención, a esta se le somete a un proceso de degeneración de la lactosa de la leche. La lactosa no es otra cosa que la azúcar contenida en la leche, y esta también contribuye con la absorción del calcio de ciertos alimentos.

Gracias a este proceso las personas que sufren de “intolerancia a la lactosa” pueden también gozar de los beneficios del consumo de leche. Aunque no de la misma forma, por ello deben completar su consumo con otros alimentos. En su proceso de obtención también pierde grasa, siendo igualmente muy beneficiosa para bajar de peso. Como ves es apta para cualquier persona sin importar su condición de salud.

Otros beneficios del consumo de leche

Entre otros de los beneficios del consumo de leche, podemos mencionar la capacidad de reforzar nuestro sistema inmunológico. Ya que contiene vitamina C, la cual actúa dentro de nuestro organismo como un antioxidante y antibacteriano. Capaz de eliminar las bacterias y toxinas que generan enfermedades.

Sus beneficios también favorecen a la piel. De hecho es usada en tratamientos como masajes corporales. Para regenerar los tejidos de la piel, aportándole más brillo y elasticidad a la misma. Algunos también la recomiendan ingerirla cuando se padece de presión arterial muy alta, por los minerales presentes que pueden regularla con facilidad.

Como ves la leche resulta ser un alimento muy versátil, que puede ser consumido por todos. No debería faltar en ninguna dieta saludable. Y aunque aporta muchos beneficios nutricionales no debe ser el único en consumir. O ser usado como un sustituto, suprimiendo a otros que puedan incluso, aportar muchos más nutrientes o completar la falta de estos.