Celulas CANCERÍGENAS Mueren instantáneamente al consumir una hoja de esta particular Planta

La planta Kalanchoe es de la familia de los Aloe, es un género que está siendo usada medicinalmente con resultados efectivos para el tratamiento del cáncer.

Sus hojas logran detener la propagación, proliferación y auto renovación de las células cancerosas, gracias a su especial compuesto orgánico. Las hojas y tallos de los Kalanchoes, son usados en medicina. Son arbustos perennes, formados por más de un centenar de especies. Originario de Madagascar y algunas especies por el Sur y Sureste africano, China, India y Brasil.

Es una planta que ha empezado a poblar las islas Galápagos, que favorece la degradación del ecosistema de estas islas. Sus propiedades medicinales son conocidas en América Latina, África y Asia.

Existen especies de Kalanchoe que al ser aplicadas en zonas afectadas del cuerpo o también ingeridas, combaten lesiones y enfermedades celulares, especialmente el cáncer y heridas profundas de difícil cicatrización.

La ingesta de sus hojas crudas en ensaladas o en forma de zumo fresco o infusión, combate en forma efectiva el cáncer, abscesos y tumores, diarreas, hipertensión, enfermedades psicológicas como miedos, pánico, esquizofrenia, etc.

BENEFICIOS QUE NOS OTORGA LA PLANTA KALANCHOE:

-Es cicatrizante, astringente, antihemorrágico, antinflamatorio potente, antihistamínico, antidiabético, diurético, antibacteriano, antiúlcerosa, digestiva emoliente, antiviral.

– Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, en especial el cáncer.
-Alivia enfermedades respiratorias.
-Reduce la fiebre.
-Mejora las digestiones.
-Es usado para cuadros de tos.
-Reduce la hipertensión.
-Alivia dolores en general.
-Mejora las infecciones.
-beneficiosa para cuadros de bronquitis.
-Combate herpes y virus.
-Mejora la uretritis.
-Combate el reumatismo.
-Es sedante y relajante muscular.
-Alivia la cefalea.
-Estimula el funcionamiento de los riñones.
-Reduce resfríos y gripes.

-Protege el hígado
-Reduce las contracciones uterinas.

Su acción puede abarcar más allá de los puntos citados ya que se produce sanación de daños celulares en diversos órganos del cuerpo.

Recomendación:

No tomarlas durante el embarazo ya que pueden estimular el útero. No conviene usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo si no es para tratamiento. Su composición incluye compuestos como los bufadienólidos que son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico. La investigación clínica efectuada sobre las kalanchoe indica que puede haber toxicidad si se abusa de la planta y señala que hasta dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso no hay toxicidad (esto equivale a unos 350 gramos de hoja para una persona de 70 kilos, que es una dosis de cuatro a diez veces superior a la aconsejada). Nunca se debe utilizar como sustitución de tratamientos indicados por los médicos sino como complemento de ellos.