Combate la flacidez y las arrugas gracias a este gel rejuvenecedor a base de sábila y pepinos

La mascarilla de pepino y sábila es un excelente remedio para las arrugas, esas que prácticamente a cierta edad no perdonan a nadie; pero es cierto también, que existen algunas maneras para combatirlas, varias totalmente naturales y al alcance de tu mano. Aprovecha todos los beneficios que te ofrece la sábila y combate esas arrugas usando esta mascarilla.

Una de las principales causas para la aparición de arrugas es la resequedad de la piel, algo que es posible combatir mediante el uso de un buen remedio casero, el cual consiste en mezclar 3 ingredientes que son fuertemente hidratantes, la sábila o aloe vera, el pepino y aceite de oliva, sólo es cuestión de que lo intentes.

Los remedios caseros para las arrugas profundas, algunas veces dan buenos resultados, sin duda, la base es la constancia, pero también es muy importante la elección de los ingredientes que se usarán; para las arrugas la sábila no suele fallar, y en combinación con el aceite de oliva y el pepino, todo estará encaminado.

Para preparar este remedio casero necesitaras lo siguiente:

Ingredientes

  • 100 gramos de pulpa de aloe vera.
  • 100 gramos de pepino.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación.

Comienza preparando este remedio natural para combatir las arrugas colocando la sábila o pulpa de aloe vera junto al pepino con su piel en un triturador o simplemente en un vaso de batidora. Agrégale el aceite de oliva y procesa todo hasta que obtengas una pasta sin grumos y bien homogénea.

Aplicación.

Lo ideal para aplicar este remedio casero antiarrugas, es colocarlo por la noche, directamente sobre las arrugas usando un algodón o un pincel, y dejarlo secar y actuar hasta la mañana siguiente. La mascarilla de sábila para la cara simplemente se retira con un poco de agua tibia al despertar por la mañana.

¿Por qué esta receta de sábila es buena para la piel?

La mascarilla facial, esta compuesta por muchos ingredientes que son geniales para hidratar la piel; todos son grandes hidratantes; el aloe vera o sábila es bueno porque humecta, hidrata, estimula la formación del colágeno y brinda esa nutrición y elasticidad que tanto necesita la piel.

Por su parte, el pepino, aporta también muchos beneficios y usualmente es uno de los mejores acompañantes para el aloe vera; de hecho, no es nada extraño que sea parte de la mayoría de las mascarillas con sábila, ayudando en la hidratación. El aceite de oliva para las arrugas, por su parte, ayuda a nutrir la piel. En resumidas cuentas, este es una maravillosa mascarilla para tu piel.

Otras mascarillas que puedes preparar para las arrugas.

¿Quieres conocer acerca de otras buenas maneras para combatir las molestas arrugas? Existen muchísimas y seguramente podrás encontrar una que realmente te deje conforme. ¿Cuál de estas vas a probar?

  • De lino o linaza:

La linaza es rica en omega 3 y mucílagos que nutren la piel; esta mascarilla es ideal para humectar.

  • De uvas rojas:

Para rejuvenecer tu piel y llenarla de antioxidantes; esta mascarilla es magnífica si la usas sobre tus párpados.

  • De aceite de argán:

Esta es una gran opción para mantener tu piel impecable; algunos dicen que el argán es lo mejor para combatir las arrugas.