Cómo Curar Pies Agrietados

Pies agrietados… un síntoma que muchos sufrimos. Las madres de pequeños nos decían que era por no secarnos bien la planta de los pies, y sí, tenían mucha razón. Entre otras causas más certeras, como que realmente se debe a que la sequedad de la piel, y no al exceso de humedad. Así que, todo lo contrario ¿no creen? Si bien es cierto que, permanecer horas y horas en la bañera sí causa agrietamiento.

Y esto es debido al exceso de ejercicio también, o por el mero hecho de pasar muchas horas de pie, ser camareros, cocineros, amas de casa, trabajar en una tienda… puede ser un motivo del agrietamiento de pies.

Pero existen otras causas, como:

– Que la persona tenga sobrepeso.

– Problemas de tiroides.

– Se sufre de enfermedades de piel.

¿Cómo Curar Pies Agrietados?

Frotando

Compra una esponja especial para los pies, existen esponjas de pedicura, que ayudan a lijar las peladuras y las grietas de los pies. Con estas piedras para los pies (piedras de pedicura), frotando bien cada día como si estuvieses peinando tus cabellos, exactamente lo mismo. Esto eliminará también células muertas.

 

Aceite de Coco

Aplica aceite de coco al pie masajeando ligeramente. Lo ideal seria que lo hicieses después de haberte frotado antes también, así el efecto será el doble. El aceite de coco es perfecto para la salud de la piel, además de notarte después la dermis super hidratada y suave!

 

Sales de Epsom 

Ayudan a que se cure con mayor rapidez la grieta de la planta del pie, y además la sal mejora la circulación, exactamente como pasa con el agua del mar.

¿Cómo hacerlo? Fácil: Pon a remojar tus pies! Mezlca sal en agua disolviendo 4 cucharas de sales epsom, después tus pies dentro a remojar durante 15 minutos en la mezcla.

 

Vinagre de Sidra de Manzana

El vinagre de sidra de manzana es un excelente exfoliante natural que te vendrá genial para remediar las grietas de los pies. Simplemente aplica cada noche el vinagre a mano o en un barreño con los pies en remojo!