Cómo eliminar las Piedras de la Vesícula de forma Natural

Corres riesgo de que por demasiado calcio o colesterol se te cristalicen los malos alimentos, y acabes con piedras en la vesícula, un dolor que no quisiera ni para mi peor enemigo. Si quieres evitar dolores de estomago brutales, molestias en la barriga constantes y muy fuerte, además de padecer nauseas incontrolables, será mejor que comiences a tomar algunos de estos zumos naturales de remedios. Sobretodo, pruébalo antes de decir que “sí” a una operación de piedras en la vesícula, porque con un poco de suerte podrás poner remedio a esta molestia sin necesidad de pasar por el quirófano.

 

Zumo de Limón

Beber zumo de limón te ayudará con los dolores de la vesícula. Debes tomar un zumo hecho con el jugo de 4 limones, cada mañana, con el estómago vacío. Es importante que sea en ayunas para lograr todos los beneficios del limón, así se absorberán mucho mejor por tu organismo. También bebe bastante agua durante el día. Además es anti-cancerígeno!

 

Zumos Cítricos 

Además de limones, puedes también beber de forma efectiva zumo de naranjas, zumo de limas, zumo de mandarinas, pomelo, y cualquier otro cítrico que tengas en casa o gustes. Estarán todos ellos cargados de valiosos antioxidantes, y mucha, mucha Vitamina C.

 

Zanahoria, Remolacha, y  Pepino

Ambas verduras logran la combinación perfecta para luchar contra los dolores causados por piedras vesiculares. Es importante que respetes esta combinación de ingredientes, también puedes añadirles algo de jengibre en la licuadora. Lograrás efectos beneficiosos para tu salud, extra!

 

Miel y Cúrcuma 

En una taza de agua caliente, como si fueses a preparar una infusión, añade simplemente una cucharada de miel ecológica, y otra cucharada igual de cúrcuma en polvo, o natural. Lograrás una potente bebida de remedio natural vesicular.

 

Zumo de Manzana y Vinagre de Sidra de Manzana 

Mezcla ambos para lograr una combinación ideal para tratar las piedras vesiculares. Un buen zumo natural de manzana (es importante que lo hagas tú, licuado, nada de zumo de pseudomanzana de la tienda), y después añade dentro de él 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana. Tu salud se incrementará rápidamente. Por supuesto, en ayunas mejor que mejor.

 

Té Saint Johns Wort 

Este tipo de té sólo lo conocerás si ya eras una persona conocedora del mundo del té, más allá del té verde, rojo, y la camomila. Dicen que ayuda considerablemente con los problemas vesiculares, así que, acude a tu tienda de té más cercana, y pregunta por este té de nombre santo.

 

Sales de Epsom 

Otro de los beneficios de las sales de Epson, también llamaod sulfato de magnesio o sal inglesa, harán que por las noches, mientras duermas, tu vesícula continúe trabajando expulsando toxinas. Para ello, disuelve antes de acostarte una cuchara de sal en agua, o tu bebida favorita (no hace falta que esté caliente). Puede ser fría, incluso comer la sal a “palo seco”, todo para dentro de la boca! Y acompañar después con una bebida a tu elección, más que acompañar, “para bajar” la sal rápidamente.