Cómo preparar una mascarilla antienvejecimiento de manzana

Los cambios en la piel cuando llegamos a ciertas etapas de la vida, es normal que comiencen apareciendo las líneas o arrugas que reflejan nuestra edad.

Hoy, la industria de la cosmética y la medicina han hecho avances significativos en técnicas y productos para prevenir y reducir los signos del envejecimiento, puesto que la mayoría de la gente desea mantenerse joven más tiempo.

El gran problema que está sucediendo hoy es que un estilo de vida moderno, sometido a la contaminación del medio ambiente, a los rayos UV, al sedentarismo y otros factores, están acelerando este proceso en la piel y en el cuerpo, haciendo que la persona tienda a sufrir estos síntomas mucho antes.

Con el objetivo de reducir el impacto de los radicales libres y otros agentes que actúan negativamente sobre la piel, los expertos en belleza recomiendan cuidar de ella cada día para proporcionar los nutrientes que necesita nuestra piel para regenerarse y mantenerse joven.

Estos cuidados se complementan con el uso de cremas antiarrugas o productos anti-edad, sin embargo, los productos comerciales son por lo general muy costosos y están fuera del alcance de muchas personas.

La buena noticia es que hay ingredientes naturales que son accesibles a todo el mundo y que pueden usarse para preparar en casa tratamientos naturales.

Beneficios de la manzana verde

Hay diferentes variedades de manzanas en el mundo y la mayoría de ellos coinciden con la cantidad de nutrientes.

Esta fruta es una gran aliada de la piel gracias a su alto contenido de vitamina C y betacaroteno, antioxidantes que ayudan a inhibir la acción de los radicales libres, moléculas que alteran la función de la célula.

La manzana proporciona fibra, muy necesaria para una digestión apropiada y para facilitar el movimiento del intestino. Además, contiene pectina, un hidrato de carbono que mejora la función intestinal para estimular la eliminación de toxinas responsables de diversos problemas de piel.

El ácido málico está presente en cantidades significativas en las manzanas, que son ácidas, y en pequeñas cantidades en los vinos, sidras y otras frutas.

Por otro lado, encontramos el ácido tartárico en manzanas y en determinados vinos.

Mascarilla de manzana contra el envejecimiento

Por sus compuestos y sustancias activas, la manzana se ha convertido en la fruta ideal para fabricar mascarillas que nos ayudaran a reparar y nutrir nuestra piel.

Ingredientes

  • Manzana verde
  • 1 cuchara de miel de abeja
  • 2 cucharadas de leche

Pon la manzana y la leche en una licuadora y bate hasta que la mezcla esté homogénea.

Añade la miel y revuelve bien para que la miel se integre bien.

Antes de aplicar la máscara en la cara, cuello y escote, es muy importante utilizar un limpiador para dejar tu piel libre de cualquier cosmético o suciedad.

Cuando la piel este limpia y fresca, puedes aplicar una capa uniforme desde el cuello a la parte superior de la cara.

Ten cuidado cuando llegues a la zona del contorno de ojos, puesto que el contacto de esta mascarilla casera con los ojos puede causar irritación.

Para evitar esto, coloca unas rodajas de pepino sobre tus párpados.

Deja la mascarilla actuar durante unos 20 minutos y por último, enjuaga con agua tibia o fría.