¿Cómo se prepara el agua alcalina y cuáles son sus beneficios?

El agua alcalina es del tipo de agua ionizada que actúa como un potente antioxidante natural, con la capacidad de ayudar a nuestro cuerpo a eliminar el ácido residual  que produce el proceso natural de la digestión.

Este tipo de agua contiene un ORP negativo, un antioxidante muy potente que, a través de la producción de iones hidroxilos, favorece la producción de oxígeno, ayudando a combatir los radicales libres y corrigiendo a su vez, el equilibrio ácido / base corporal, la regeneración de las células y la lucha contra diferentes signos del envejecimiento.

El agua alcalina actúa como un antiácido natural que ayuda a neutralizar los niveles de acidez en el cuerpo,  previniendo el desarrollo de muchas enfermedades y haciendo frente a problemas comunes, como el reflujo ácido.

¿Cómo se prepara este agua alcalina?

En general, se recomienda comprar tabletas para añadir al agua y de ese modo obtener un agua alcalinizada.

La otra opción es comprar máquinas que transforman en alcalina el agua del grifo.

Sin embargo, a este tipo de método no puede acceder fácilmente la mayoría de la gente, por lo que hoy queremos compartir tres trucos caseros para preparar un agua alcalina. 

Primer método

Una forma de alcalinizar el agua es mediante el uso de dos contenedores.

Uno se llenará de agua y el otro recipiente estará vacío y los dos a la misma altura.

Cuando el agua caiga de un conteiner a otro, se formaran una especie de  burbujas, eso hace que se genere un buen nivel de alcalinidad después de repetir el proceso por ocho o más veces. 

El agua que utilice debe tener un pH de 7,2 y este método hará que baje el pH de agua a menos 5/10,  que, aunque no es mucho, es bueno para alcalinizar el cuerpo.

Segundo método

El segundo método para obtener agua alcalina, es poner agua a hervir durante 5 minutos. A partir de entonces,  el agua pasará de un  pH de 7,5 a uno de 8,4,  que alcalinizará eficazmente nuestro cuerpo.

Algunos dicen que es necesario tomar esta agua caliente, pero el hecho es que cuando se enfría aún conserva la alcalinidad.

Tercer método

El último método casero que podemos hacer para convertir el agua en alcalina es añadir la mitad de una cucharadita de  bicarbonato de sodio  en un vaso de agua. 

De esta forma,  el agua pasará de un pH de 7,2 a 7,9, puesto que tenemos que tener en cuenta que el agua alcalina para ser considerada como tal, debe superar un pH de 7,3, y a partir de ahí cuando más arriba, más alcalino será.

¿Cuáles son los beneficios de tomar agua alcalina?

Contribuye a la buena digestión

Tomando agua alcalina vamos a promover la eliminación de toxinas y a evitar que vuelvan a acumularse en nuestro cuerpo.

Esta agua es recomendable para los casos de diarrea crónica, indigestión, enfermedades del estómago y de los intestinos y estreñimiento.

Además, favorece la digestión de alimentos y neutraliza la hiperacidez gástrica, origen de la gastritis y de las úlceras duodenales.

Previene enfermedades

El consumo de agua alcalina puede prevenir enfermedades comunes, tales como la diabetes, el asma bronquial, dermatitis, hepatitis, artritis crónica reumática, colesterol alto, del síndrome, el insomnio, la obesidad, dolor, neuralgia, trastornos climatéricos, disentería crónica, entre otras.

Previene el envejecimiento prematuro

La acumulación de toxinas en nuestro cuerpo hace que se reduzca la regeneración celular, que a su vez hace que envejezcamos antes. 

El agua alcalina, para promover la eliminación de toxinas y desechos, promueve la buena oxigenación de las células y previene el envejecimiento. También lucha contra los radicales libres, que son patógenos de enfermedades y un envejecimiento prematuro.

Combate la retención de líquidos

Tomar agua alcalina nos va a ayudar a purificar nuestro cuerpo, haciendo una desintoxicación eficaz para eliminar todos los residuos de ácido, los residuos y toxinas que afectan a la salud de nuestro cuerpo y causan problemas tales como la retención de líquidos. 

4 Comments