Cómo tratar los dolores de rodilla

Tendemos a pensar que los dolores en la rodilla son más comunes en los ancianos o en los atletas. Sin embargo, es una condición que afecta a todas las edades, profesiones y actividades.

Puede iniciarse repentinamente después de hacer un movimiento determinado y en principio ser sólo una molestia ligera que va a peor que con el tiempo. En este artículo vamos a hablar acerca de cómo tratar el dolor en la rodilla.

Causas de dolor de rodilla

La rodilla es una de las partes cuerpo más utilizado y la parte del cuerpo que soporta más peso cuando estamos parados.

El desgaste natural por la edad aumenta el número de casos en pacientes con más de 60 años, aunque nadie está exento de sufrir dolores en la rodilla.

Hay muchas razones por la que una persona puede tener dolor en una o ambas rodillas. Entre los más comunes:

  • Sobrepeso y la obesidad
  • Uso excesivo de la articulación (para trabajo o deporte)
  • Historial de artritis en la familia
  • Edad
  • Quiste de Baker (hinchazón en la parte posterior de la rodilla)
  • Infección en los huesos o articulaciones

El dolor de rodillas puede ser causado por:

  • Bursitis
  • Luxación o fractura de la rótula
  • Síndrome de banda iliotibial
  • Dolor en la rodilla (alrededor de la rótula)
  • Ruptura de ligamentos
  • Desgarro en el cartílago o menisco de ruptura
  • Tensión del músculo
  • Esguinces

¿Es posible prevenir el dolor de rodilla?

Si el paso del tiempo o la historia familiar es el problema, no vamos a poder hacer mucho al respecto, puesto que “inevitable”. Algunos de los cambios para mejorar el dolor de rodillas son:

  • Calentar los músculos antes de hacer ejercicio
  • Estirar los músculos después de terminar el deporte
  • Ciclismo
  • Reducir la intensidad de los ejercicios
  • Bajar de peso
  • Utilizar un calzado adecuado que se ajuste bien y amortice el impacto
  • Evitar el uso excesivo de zapatos de tacón alto
  • No pasar muchas horas de pie

Cuidados básicos para el dolor de rodilla

Si los síntomas empezaron hace poco, algunas medidas a tiempo pueden revertir la situación. Por ejemplo, es recomendable:

  • Descansar más
  • Evitar actividades o movimientos que causan dolor
  • No llevar objetos pesados
  • Aplicar hielo cada día durante 15 minutos
  • Mantener la rodilla elevada mientras miramos la tv
  • Usar un vendaje elástico
  • Dormir con una almohada debajo de la rodilla
  • Consumir antiinflamatorios

Remedios caseros para el dolor de rodilla

Estos métodos naturales están preparados con ingredientes que puedes tener por casa.

Frío

El hielo o las compresas frías son perfectas si el dolor es debido a una tendinitis o a un golpe y siempre que haya una inflamación.

Poner unos cubitos de hielo en una bolsa y aplicar en la rodilla no más de 15 minutos.

Existe una técnica asociada a esto que incluye reposo, hielo, compresión y elevación de la pierna. De esta manera puedes evitar la presión en el área y reducir el dolor y la inflamación.

Aceite de oliva

Masajear la zona dolorida con unas gotas de aceite. Los movimientos deben ser circulares.

Antiinflamatorio natural

El pimentón es uno de los mejores remedios externos para tratar el dolor articular en la rodilla. Una pequeña cantidad es suficiente para evitar la irritación de la piel. Simplemente masajea la zona afectada con un poco de agua y pimentón.

Col

La col tiene un gran poder antiinflamatorio. Sin duda, es un remedio para tratar el dolor en mi rodilla que vale la pena experimentar.