Conoce los síntomas que podrían indicar un problema de #Colesterol!

Una vez de que cumplimos los 20 años y a partir de esa edad, es importante realizarse continuamente chequeos y pruebas periódicas para comprobar que nuestros niveles de colesterol son apropiados y garantizarnos así que no hay riesgo para nuestra salud.

Pero, ¿sabes cuáles son los síntomas que nos advierten que podemos tener el colesterol alto?

El colesterol es un tipo de grasa que está presente en todas las células del cuerpo y cuya función es necesaria para el buen funcionamiento de este. Entre sus principales funciones esta la función de intervenir en la formación de ácidos biliares responsables de la digestión de las grasas y es también el encargado de la formación de determinadas hormonas sexuales y la tiroides.

Sin embargo, el colesterol puede convertirse en un potencial asesino silencioso cuando no se controla adecuadamente.

El principal problema que existe es que muchas personas ignoran que tienen el colesterol en grandes cantidades, ya que al igual que pasa con otras enfermedades, es muy difícil de sospechar de él al principio, debido a la falta de síntomas.

Como consecuencia, puede provocar problemas graves en el hígado, pero sobre todo problemas relacionados con el sistema cardiovascular.

Por ejemplo, hay un alto riesgo de desarrollar aterosclerosis, que consiste en la acumulación de lípidos en la pared arterial, lo que impide una buena circulación de la sangre.

Debido a los peligros que implica el tener colesterol y la dificultad para poder diagnosticarla de manera oportuna, es importante conocer una serie de síntomas que podrían servir como señales de advertencia.

Síntomas de colesterol alto

Hasta el momento no hay ningún síntoma específico que sin un previo examen de sangre, ayude a identificar si una persona sufre o no de esta condición. Pero hay varios síntomas que podemos tener en cuenta:

  • Una cierta sensación de lentitud y dolor en la región del hígado y la vejiga.
  • Boca seca acompañada de una incómoda halitosis.
  • Sensación de pesadez en el estómago y dificultad para completar el proceso digestivo, especialmente después de comer alimentos con un alto contenido de grasa.
  • Eructos, gases e indigestión después de comer.
  • Estreñimiento.
  • Deseo de dormir después de comer las principales comidas.
  • Nuevas intolerancias alimentarias.
  • Ronchas o picazón en la piel.
  • Dolor de cabeza y migraña.
  • Pérdida del equilibrio y mareo.
  • Inflamación y sensación de rigidez en las extremidades
  • Dificultades de visión.

La buena noticia es que el colesterol se puede evitar realizando un simple análisis de sangre y llevando algunos hábitos de alimentación más saludables.

Controlar el colesterol en casa

Aunque en muchos casos puede ser necesario tomar medicamentos para bajar el colesterol, se ha comprobado que no todas las personas tienen que recurrir a ellos para poder hacerse cargo de este problema.

Independientemente de si debe o no tomar medicamentos, lo mejor es evitar el consumo de alimentos altos en grasa y calorías, como:

  • Carne roja
  • Comida rápida
  • Dulces y pasteles
  • Alimentos procesados
  • Cremas
  • Mantequilla y mayonesa
  • Yema de huevo

En lugar de los alimentos mencionados, es esencial basar los ingredientes de la dieta con alimentos con un alto valor nutricional como:

  • Fruta fresca
  • Verduras
  • Cereales integrales
  • Productos lácteos sin grasa
  • Aceite de oliva
  • Carnes magras
  • Pescado
  • Semillas de chía y linaza