¿Conoces el síndrome del Smartphone?

El uso del Smartphone puede llegar a provocar una adicción similar a algunos medicamentos. En algunos países hay centros de rehabilitación para aquellos que no pueden vivir sin su teléfono móvil.

La llegada de las nuevas tecnologías ha causado un gran impacto en el mundo, y hoy por hoy todavía sigue revolucionando nuestra forma de vida.

La tecnología está cada vez más presente en nuestra vida cotidiana y se convirtió en un elemento esencial para la comunicación, el trabajo y muchos otros aspectos de nuestra existencia.

El Smartphone es uno de los dispositivos electrónicos más utilizados por los usuarios. Hasta el día de hoy, se estima que más de 4 billones de personas tienen al menos uno.

Desde hace un tiempo se están escuchando las advertencias sobre los efectos negativos del Smartphone sobre la salud, particularmente para aquellos que terminan desarrollando un tipo de adicción.

Estas consecuencias dadas por el uso excesivo del teléfono celular se las conocen como síndrome de Smartphone y cumple con una serie de trastornos físicos y psicológicos que empeoran la calidad de vida.

Muchos todavía no saben que sufren de esta condición.

¿Cuáles son estos problemas de derivados del Smartphone?

Dificultades visuales

Una de las primeras partes del cuerpo afectadas son los ojos. Esto es porque la luz que emiten estos dispositivos deteriora la visión.

Si una persona está  72 horas directamente delante de la pantalla de su teléfono, la luz emitida podría destruir aproximadamente el 93% de las células fotosensibles de la retina.

Expertos en el tema coinciden en decir que el daño es irreversible, que es un grave problema para quien lo desarrolla.

Hay actualmente disponibles en el mercado algunos filtros para las pantallas de los teléfonos celulares, que cumplen la función de bloquear las ondas de luz nocivas.

Dolores musculares

El uso del Smartphone durante varias horas sin descanso conduce a tener fuertes molestias musculares en zonas como la espalda y el cuello.

Los terapeutas físicos que han estudiado estos comportamientos demuestran que la actitud que muchas personas adoptan al utilizar estos dispositivos es generalmente poco apropiada.

Trastornos psicológicos

Cuando un individuo siente que no es capaz de permanecer sin mirar su Smartphone durante varias horas, hay una alta probabilidad de que va a sufrir episodios graves de los trastornos psicológicos más comunes.

Estos dispositivos crean dependencia y aumentan la sensación de depresión, ansiedad, estrés y otros estados emocionales que afectan a la vida privada, social y profesional de la persona.

Uno de los factores más influyentes es la oportunidad que ofrecen para realizar un seguimiento de lo que hacen los demás, que en el caso de las parejas o amistades pueden causar preocupación, ansiedad o celos, entre otros.

Continuando con el efecto anterior, es importante mencionar especialmente la adicción que estos dispositivos generan puesto que existe mucha gente que han tenido que invertir en terapias psicológicas para superar sus problemas de dependencia del Smartphone.

La conexión con internet y las aplicaciones de mensajería instantánea o las redes sociales están entre los primeros lugares de las cosas que las personas sienten que necesitan más a menudo.

La situación es tan grave que en algunos países hay centros de rehabilitación basados en terapias de relajación para aquellos que no pueden vivir sin su Smartphone.