CONOZCA LA RECETA DEL JABÓN CASERO QUE ELIMINARÁ SU DERMATITIS

La delicada piel y la dermatitis requieren de productos cosméticos naturales ante las posibles sustancias agresivas.

En el caso del jabón para la cara, este es muy adecuado y cómodo para limpiar la piel, todas las noches antes de hidratarla, debiendo usar un jabón que no tenga sulfatos, alcohol o perfumes sintéticos.

En este artículo vamos a enseñarte a preparar un jabón casero sencillo con ingredientes naturales, calmantes y propiedades hidratantes.

¿Cómo tratar la piel sensible o dermatitis?

Dermatitis

Tenemos que ser muy exigentes con los cosméticos y del cuidado que aplicamos a nuestra piel cuando esta es sensible o cuando tenemos dermatitis, ya que puede reaccionar con muchos ingredientes.

Aunque, en general, las personas que sufren de este problema consumen jabones de uso farmacéutico, no siempre son naturales, por lo que en muchos casos podemos optar por las soluciones caseras.

La piel sensible o dermatitis deben ser tratadas con ingredientes hidratantes para regular de forma natural la producción de grasa de la piel, respetando su propio pH.

También deben incluir ingredientes con propiedades calmantes.

A continuación, echa un vistazo a los ingredientes utilizados a la hora de realizar un jabón natural.

Glicerina

La glicerina es un compuesto utilizado en todo tipo de productos cosméticos.

A diferencia de sulfatos, que seca y alteran el pH, la glicerina es también un ingrediente mucho más limpio y además es proporcional a la humedad y la elasticidad a la piel. Además, la lucha contra el envejecimiento de las células tiene efectos calmantes sobre nuestra dermis.

Manteca de cacao

La manteca de cacao es un ingrediente muy rico en aceite y por lo tanto muy nutritivo.

Es un producto lleno de antioxidantes, vitaminas y minerales que previenen el envejecimiento celular y la falta de elasticidad.

Arcilla blanca, roja o rosa

Estas tres arcillas en polvo son las más adecuadas para utilizar en una piel sensible y con dermatitis. La arcilla verde o gris tiene una acción purificadora.

La arcilla, que es un producto natural muy rica en minerales, ayuda a regular la producción de grasa sin cambiar el pH,  así como previene todo tipo de imperfecciones.

Aceite de almendra

El aceite de almendras, además de ser uno de los más económicos, es también uno de los más nutritivos, que proporciona suavidad e hidratación a la piel, como que al mismo tiempo alivia la irritación y la inflamación potencial.

Es ideal para la dermatitis, eczemas, la psoriasis, erupciones cutáneas, herpes e incluso quemaduras y cicatrices.

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es uno de los más beneficiosos para todo tipo de piel gracias a sus propiedades de regulación. Por esta razón, está presente en muchos productos cosméticos.

También tiene propiedades calmantes y antisépticos y además, ayuda a potenciar los efectos de otros ingredientes.

Por último, la lavanda mejora la regeneración de las células de la piel, previniendo las cicatrices, estrías y arrugas.