Los mejores consejos para hacer el amor

Parte fundamental que nutre a una relación, está sustentada por los encuentros sexuales entre la pareja. Estos ayudan a mantener viva esa pasión e interés entre las personas, es un espacio que involucra sentimientos y a su vez permite crear cierta conexión y confianza con tu pareja.

Pero no es lo más importante, no olvidemos que debe existir el amor y el respeto hacia la otra persona. Lo que es muy común preguntarse ¿hacer el amor y tener sexo, es lo mismo? Aclararemos un poco esta interrogante que inquieta a muchos y te damos algunos consejos para hacer el amor.

¿Existe alguna diferencia? ¿Hacer el amor y tener sexo es lo mismo?

Las relaciones sexuales se dan por que existe el deseo, por el contacto físico entre las personas y requiere además una preparación mental para llevarlo a cabo ¿Pero cómo podemos diferenciar ambas acciones? Según las opiniones de especialistas en el tema, comentamos lo siguiente.

Más que un sentimiento

Cuando hablamos de hacer el amor, como su palabra lo indica, estamos involucrando el amor que sentimos por esa persona. Donde se involucran sentimientos y emociones mucho más fuertes. Existe un acuerdo e interés emocional entre ambos, mientras que tener sexo solo busca la satisfacción individual de poder llegar al orgasmo. Al tener sexo  con otra persona no necesariamente se debe sentir amor o estar enamorado.

Cuestión de Tiempo

Hacer el amor, implica también cierta planificación. Ambos pueden llegar a planificar el encuentro en un lugar más romántico, donde el tiempo realmente no juega un papel importante. En cambio tener sexo muchas veces se trata solo de un evento casual, en lugares inesperados.

En fin, no se trata de definir qué es lo mejor, si tener sexo o hacer el amor. Lo importante es como tú te sientas y lo que quieras hacer en determinado momento para satisfacer tus necesidades.

En esta sección hemos preparado para ti algunos consejos para hacer el amor. Para que tu relación no pierda esa pasión o se vea estancada.

No caigas en la rutina

Somos seres cambiantes y tendemos aburrirnos fácilmente. El hecho de que te guste hacer algo de determinada manera no quiere decir que no puedas probar otra forma de hacer las cosas. Permite cambiar la rutina en la cama, propón otros lugares para el encuentro amoroso. Atrévete a experimentar nuevas posiciones con tu pareja.

Nuevas ideas pueden surgir, si comentas con tu pareja cuáles son sus deseos o fantasías sexuales. Esto podría llegar a tonarse algo divertido, aportara esa chispa y complicidad entre ambos durante la relación.

Aprende a expresarte

Muchos encuentros resultan ser poco satisfactorios debido a que no hay una sincronización entre la pareja durante el acto sexual. Para ellos deben mantener una amplia y buena comunicación. Expresa siempre como quieres ser tratado, lo que te gusta y lo que no. Al igual que debes escuchar los deseos de tu pareja. Esto permitirá una mejor fluidez en la actividad resultando ser más placentera para ambos.

Cero timidez

Para sentirse amado y aceptado, primeramente el sentimiento debe ser propio. Para luego poder transmitirlo a los demás. No hay nada más atractivo en una persona que su seguridad en sí misma.

Así que olvídate de esos rollitos, la celulitis, posibles estrías o rasgos con los que no estás conforme de tu cuerpo y acéptate. Cuando tienes un encuentro amoroso con alguien, se crea un vínculo que va más allá de lo espiritual. Es porque ese alguien te acepta y te respeta tal como eres.

No te apresures y disfruta

Tomate tu tiempo y no corras hacer las cosas. Al iniciar el encuentro no tienen porque ir directo a la penetración. Mantén ese toque de sensualidad sin olvidar antes las caricias, los besos y la estimulación entre sus partes intimas. Esto es algo recomendable para garantizar una mejor satisfacción.

Beneficios de hacer el amor

Con el tiempo te darás cuenta de los beneficios que te aportaran estos consejos para hacer el amor y porque es importante realizar esta actividad como parte de la rutina. A parte de hacer más duradera tu relación, te genera una mejor salud en tu estilo de vida.

Disminuye los niveles de estrés, ya que una persona sexualmente activa genera una serie de sustancias que ayudan a combatir las hormonas del estrés. Como la oxitocina, la cual despierta el deseo sexual. De igual forma se produce la dopamina y no menos importante las endorfinas, conocidas por ser “las hormonas de la felicidad”.

También se considera un excelente ejercicio físico, ya que durante el acto le exiges a tu cuerpo una serie de movimientos. Por lo que quemas calorías. Fortaleces el corazón evitando posibles ataques o derrames, y al mismo tiempo mejoras tu sistema inmunológico.

No existen las relaciones perfectas porque no somos seres perfectos. Lo importante es mantener el interés en la relación, queriendo ser mejores cada día, y eso se logra con amor y dedicación. Por eso te invitamos a poner en práctica estos consejos para hacer el amor. Esperamos que aporten un poquito más de felicidad y espontaneidad en tu relación.