Utiliza Cúrcuma y Pimienta Negra como Analgésicos Naturales.

Tanto la  cúrcuma  como la pimienta negra  pueden contribuir,  si sufres dolor físico de manera constante, y los analgésicos no te hacen ningún efecto, a aliviar esos dolores de manera sana y natural.

Es común que muchos medicamentos no tengan los mismos efectos en las personas, a algunos les pueden funcionar y a otros no.

O puede darse el caso de que les alivie la dolencia, pero que les provoque un efecto secundario, por lo que el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Algunos medicamentos pueden generar somnolencia, incrementar el riesgo cardiovascular, generar daños congénitos en mujeres durante el embarazo, o afectar el hígado.

En oportunidades, algunas de estas medicinas no resultan eficaces o causan un efecto rebote, para quienes las consumen de manera regular.

Al no conseguir una solución, algunos pacientes caen en depresión o en desánimo. Sin embargo, más que preocuparse, las personas tienen que ocuparse.

Existen formas de aliviar los dolores de manera natural, y a continuación te contamos sobre algunos de ellos.

La cúrcuma es uno de los remedios naturales más recomendados, pese a que existe mucho desconocimiento en la humanidad sobre ella.

La raíz de la cúrcuma contiene propiedades muy buenas para la salud, que ayudan a bajar la inflación y eliminar el dolor.

En la gastronomía, la cúrcuma es una especia exótica, muy utilizada como colorante natural. Sin embargo, poco se habla de sus propiedades antioxidantes, antivíricas, anticancerígenas, anti fúngicas, antibacterianas, y que ayudan a mejorar la función del hígado.

En China, la cúrcuma es muy empleada para calmar lesiones, y aliviar hematomas y golpes, así como para estimular la energía vital. Además, tiene la particularidad de que puede consumirse en tratamiento, o aplicarse de manera tópica para combatir el dolor.

La pimienta negra es otro remedio natural muy bueno. Esto se debe a que cuenta con un poder analgésico que si bien es más suave que la cúrcuma, al combinarse, se complementan y multiplican. Esto se debe a su gran capacidad para potenciar los efectos que proporcionan otros nutrientes.

Específicamente, la sustancia que cuenta con esta virtud dentro de la pimienta negra es la piperina, la cual tiene la función de activar los receptores del organismo, que contrarrestan el dolor.

Además, es bien sabido que la pimienta negra proporciona otros beneficios: mejora la digestión y previene que aparezcan úlceras gástricas, activa el metabolismo y ayuda a la pérdida de peso, alivia las flatulencias, elimina la mucosidad y combate la gripe, y además, previene el envejecimiento celular que originan los radicales libres.