Dientes blancos y fuertes gracias a una receta de los monjes tibetanos

Tener los dientes más blancos, fuertes y brillantes es algo que en la actualidad muchas personas alrededor del mundo desea, ya que se sienten cosmeticamente impulsadas a conseguirlo.

De hecho, los estadounidenses gastan más de 1.4$ mil millones de dólares cada año en productos de venta libre para poder blanquear sus dientes, esta es una gran cantidad de dinero para sólo lograr conseguir un tono diferente en los dientes.

Receta tibetana para dientes blancos y fuertes

Los dientes son una de las primeras cosas que las personas notan al hablar con alguien más; estos son un signo de salud, así como de confianza; al tener una primera impresión, puede parecer que algunas personas no se cepillan o no lo hacen bien, lo que puede enviar una señal de que realmente no se preocupan por sí mismos. Pero ¿Quién no desea tener una hermosa sonrisa con dientes blancos y brillantes?

Seguramente lo siguiente te deslumbrara; los monjes tibetanos son las personas con los dientes más fuertes y más blancos incluso en su vejez, aunque estas personas que viven en las zonas altas de las montañas nunca han oído hablar acerca de los dentistas o de los dentífricos comerciales.

Sin embargo, el sistema médico tibetano es uno de los más antiguos en todo el mundo; este sistema es parte central de la cultura tibetana y ha ido avanzando significativamente a lo largo de todos los siglos. Muchas personas creen que su sistema médico tiene orígenes tan antiguos como la civilización misma, ya que su patrimonio médico esta basado en su texto médico fundamental, el cual es conocido como el libro de los 4 Tantras.

Su secreto para mantener unos dientes blancos y fuertes es muy simple, tienen una excelente receta que los ayuda a mantener sus dientes sanos. A continuación te compartiremos las instrucciones para que puedas hacerlo por ti mismo.

Ingredientes:

  • Agua.
  • Sal Kosher.

Preparación:

Debes tomar media taza de agua hervida y luego dejarla enfriar, después debes añadir una cucharada de sal kosher; una vez que lo tengas debes agitar bien la mezcla de manera enérgica por aproximadamente 1 minuto y después es necesario que retires las espuma que se forma.

Después con el cepillo de dientes debes lavar tus dientes con la mezcla utilizando los movimientos habituales; debes utilizar esta pasta de diente natural para cepillarte los dientes por la mañana y por la tarde, sobre todo después de cada comida.

Finalmente, será necesario que laves tus dientes con el agua del mismo vaso en el que preparaste la mezcla. Utilizando esta pasta de dientes tus dientes se harán más blancos y fuertes, además tus encías obtendrán un color rosa.

Al comenzar con esta receta puedes sentir algunas molestias, es decir tus dientes estarán un poco más sensibles al consumir alimentos algunos calientes o fríos, dulces o amargos, debido al constante uso del agua con sal.

Sin embargo, es bastante importante que sepas que la pasta de dientes salada preparada con esta receta ayuda a destruir a todos los patógenos que se alojan en la cavidad bucal y además en muy poco tiempo la sensibilidad se irá, ya que el esmalte de tus dientes  se fortalecerá.