Dieta para la gastritis

¿Qué es la gastritis? La gastritis produce la inflamación de la mucosa del estomago. Se presenta de forma aguda si su duración es por corto tiempo, y crónica si dura hasta por meses o años. Por suerte se han determinado numeras formas para combatir este malestar y hacernos sentir mucho mejor.

Queremos darte a continuación algunos consejos para que mejores tu calidad de vida, si padeces constantemente de esta condición. E incluyas algunos hábitos en una dieta para la gastritis.

Causas principales

La gastritis puede ser causada por distintas razones. En ocasiones se debe a los malos hábitos producto de la falta de conocimiento acerca del tema. La persona que padece esta condición, aunque logre mejorar, es propensa a recaer en cualquier momento si se descuida.

El consumo excesivo de alcohol es una de las causas más comunes. Ya que por ser una actividad social nos vemos frecuentemente involucrados y propensos a este malestar. Algunos medicamentos también causan irritación en el estomago como el ibuprofeno, aspirinas y naproxeno. Es común también en personas que fuman. Al consumir alimentos muy pesados o picantes.

Una de las causas de la gastritis crónica viene dada por una bacteria llamada Helicobacter pylori.  La cual produce una infección en el estomagó y está influenciada generalmente por factores genéticos o una mala manipulación de alimentos.

¿Cómo saber si se trata de una gastritis?

No todos los síntomas se presentan de la misma manera en las personas. Dependiendo  del tipo de gastritis estos síntomas pueden ser más intensos. De hecho hay personas que no presentan síntomas. Lo que es grave ya que da pie a que este virus o bacteria se incube en el organismo provocando más daño.

Entre los más comunes son los fuertes dolores en la parte superior del abdomen o el vientre. Las nauseas y vómitos, que al final terminan creando en la persona inapetencia alimenticia.

Estos son los síntomas más visibles, pero para un mejor diagnostico es recomendable asistir al médico. El examen realizado por especialistas es con la endoscopia, donde se obtiene una muestra de la mucosa gástrica para ser analizada con la biopsia. Un examen de CSC (conteo sanguíneo completo), examen de sangre, examen de heces, entre otros.

Dieta para la gastritis

Dieta para la gastritis

Ya conoces algunos factores que la producen. Lo más lógico es evitar que estos  sucedan o se repitan frecuentemente. Y aunque no lo creas altos niveles de estrés también pueden aumentar los ácidos gástricos y producir la gastritis. Esto se debe en gran parte al estilo de vida agitada que llevas.

Comienza por realizar pequeños cambios en tus hábitos, sobre todo alimenticios. Mejora tu dieta para la gastritis con los siguientes alimentos.

Bebidas alcohólicas

Como ya te lo mencionamos anteriormente, evita el excesivo consumo de alcohol.  Así como también el café, bebidas azucaradas como las gaseosas.  Los zumos con frutas cítricas como la piña, el limón, la naranja o la fresa. Estas bebidas solo logran irritar la mucosa gástrica.

Sustitúyelas mejor por infusiones a base de hierbas como el romero. Si te gustan las bebidas lácteas puedes ingerirlas desnatadas o semidesnatadas, como el yogurt. No olvides incluir el agua como bebida principal en tu dieta para la gastritis.  Consume de 6 a 8 vasos de agua al día.

Evita las comidas picantes

La gastritis y el picante son definitivamente una mala combinación. Intenta sustituir las salsas para aderezar y estos condimentos. Las comidas chatarras son las que más tienden a llevar estos aderezos, por lo que no son una buena opción. Suplántalos por aceites de origen vegetal, como el de girasol, el oliva, entre otros.

Aumenta el consumo de fibra

Incluye al menos una fuente de fibra en una de tus comidas diarias. Consume cereales de origen integral como el arroz, la avena. Incluye las verduras y hortalizas, prepárate ensaladas de lechuga, repollo, pepino, cebolla, etc. Aunque algunas personas suelen presentar intolerancia a algunas de estas por ocasionar flatulencias, es preferible que los consumas hervidos.

Elige las carnes blancas

Reemplaza las carnes altas en grasas por carnes blancas en tu dieta para la gastritis. Como el jamón de pavo, el pollo, el pescado blanco como el salmón y el atún fresco. Aparte son excelentes fuentes de proteína y aportan micronutrientes.

¡No te automediques!

Por último y no menos importante, no te automediques. Si presentas síntomas más intensos como heces negras o vómitos con sangre no dudes en asistir al médico. Una mala automedicación puede agravar los síntomas y generar mayores daños. Disminuye tus niveles de estrés aportando alguna actividad física o recreativa en tu rutina. Simplemente realiza algo que más te guste y se feliz.