Dime qué Tipo de Ojeras Tienes y Te Diré de qué Sufres

¿Has notado alguna vez ojeras en personas que cumplen con las horas de sueño recomendadas? O quizás te has preguntado ¿porque aun después de haber recuperado el sueño perdido las bolsas oscuras bajo tus ojos permanecen?

Todos hemos escuchado la versión de que las ojeras se deben a la falta de horas de sueño, lo que no deja de ser cierto. Es por ello, el siguiente dicho: “Dime qué tipo de ojeras tienes y te diré de qué sufres”.

Pues, si bien es cierto que algunos días, incurrimos en acciones -como puede ser trasnochar- que afean el rostro, las ojeras también pueden indicar deficiencias en algunos de tus órganos si están presentes permanentemente.

Para poder tratarlas, debes en primer lugar, observar que tipo de ojeras presentas.

Cuando los ojos presentan hinchazón, la cual puede extenderse incluso a los parpados, estamos enfrentándonos a la retención de líquido, esto podría ser causa de un problema con los riñones.

El tratamiento externo en este caso es la aplicación de bolsas frías de té verde, el conocido pepino o incluso rodajas de papa, por unos minutos sobre los ojos cerrados.

Internamente es recomendable aumentar el consumo de agua, disminuir la sal en las cenas, caldos de apio o cebolla y en aplicar compresas calientes de sentir molestias en la zona lumbar.

Si, por otro lado, las ojeras que presentas son del tipo de sombras azuladas, marrones o negras bajo los ojos, indica que la complicación se está presentando con el hígado y la vesícula biliar.

Externamente el maquillaje ayudara a disminuir su intensidad. Internamente el remedio está en tomar al despertar agua tibia con zumo de limón; disminuir las grasas de la dieta, cenar temprano, buscar sustitutos para el azúcar refinada, no ingerir alcohol y/o fumar tabaco , así como aplicar antioxidante bajo los ojos por las noches.