El Aceite de Coco puede Ayudar con el Alzheimer

No existe ningún alimento natural que por comer el ingrediente uno vaya a curarse “de algo grave”, por comer 500kg de moras y llenarte de antioxidantes no evitarás un cáncer (ni un empacho). Pero sí es cierto que hay ingredientes que sin lugar a dudas pueden afectar a una enfermedad o sus síntomas. Esta es la historia de la doctora Mary Newport (MD), y de cómo giró por completo los síntomas del alzheimer que su marido comenzó a sufrir después de contraer esta temible enfermedad de la mente. Según la doctora Newport, todo fue gracias al aceite de coco en la nueva dieta que le introdujo a su marido.  Después de que la historia llegase a Internet, miles de personas -en teoría- también se unieron al carro y confirmaron que les funcionaba con sus familiares. Pero a pesar de la tremenda popularidad de esta dieta del aceite de coco, no ha habido confirmación alguna más allá de los estudios biomédicos de carácter experimental y “underground” que han ido apareciendo sobre el asunto.

Aunque ahora el Journal of Alzheimer Disease ha titulado un artículo llamado “El Aceite de Coco atenúa los efectos del Amiloide-β en las neuronas Corticales In Vitro”. Dando ahora más soporte a la teoría de que -efectivamente- el aceite de coco puede ser bueno para enfermedades neurodegenerativas tales como el Alzheimer o el Parkinsons.

Investigadores médicos de la Memorial University of Newfoundland, St Johns, NL, Canada, realizaron un estudio piloto para investigar los efectos suplementarios del aceite de coco basados en el artículo del Journal of Alzheimer, centrándose directamente en las neuronas corticales tratadas con el Amiloide-β de forma in vitro. Los investigadores reportaron como en el estudio, después de 45 y 90 días de tratamiento con una cadena media de trigliceridos provenientes del aceite de coco, la salud de los sujetos con Alzheimer incremento considerablemente. De hecho, apuntan también como precisamente este estudio fue lo que inspiró a que saliese un nuevo medicamento comestible aprobado por la agencia FDA, conocido como Axona. Pero que debido a su alto precio, el público general esta optando más por ir hacia el lado natural y directamente beneficiarse del uso del aceite de coco puro como tal.

Parece que a fecha de 2015 podemos decir que no hay duda que usar este aceite es mejor que no estar usándolo, sobretodo para una persona que sufra de esta enfermedad neurodegenerativa. Los estudios de la universidad Memorial of Newfoundland se llevaron acabo con las neuronas de ratas de laboratorio a las que se les dio esta fuente grasa, y se pudo demostrar como estas resultaron en acabar más sanas que al comienzo de las pruebas.