El Mal Aliento afecta a millones de personas, combátelo ya así:

El mal aliento es una situación muy embarazosa para los que tienen que tratar con él y una situación muy incómoda para los que, por alguna razón, tienen que soportarlo.

Aunque la mayoría de los casos el mal aliento está asociado con una mala higiene bucal, lo cierto es que hoy en día sabemos que no siempre es el caso y que el origen de la halitosis puede provenir de  enfermedades tales como infecciones en las encías, problemas en el hígado o la sinusitis.

Se estima que en todo el mundo unas 80 millones de personas sufren de este trastorno en su forma crónica y casi siempre está asociada a las encías y a los dientes.

Teniendo en cuenta que el crecimiento de las bacterias en la lengua, las encías y los dientes es la causa principal de los problemas frecuentes de la halitosis, en este artículo vamos a compartir contigo buenos consejos para luchar contra el mal aliento.

El cepillo de dientes para combatir el mal aliento

El uso diario del cepillo de dientes (por lo menos tres veces al día) es una manera de reducir la concentración de bacterias que crece en nuestra boca.

¿Cómo debemos cepillarnos correctamente los dientes?

El cepillado debe durar al menos dos minutos y es imprescindible el uso de una pasta dental que ayude a proteger los dientes.

Un truco es aplicar un poco de bicarbonato de sodio para reducir la acidez y dificultar la proliferación microbiana que genera el mal aliento.

Bebe muchos líquidos

Una de las causas más comunes de mal aliento es la que se produce como resultado de la deshidratación.

El consumo de agua es esencial en estos casos, ya que tiene el poder de arrastrar las partículas de alimentos y bacterias que se acumulan en las diferentes áreas de la boca.

A fin de que la hidratación se produzca sin problemas, es esencial tomar al menos 8 vasos de agua repartidos durante el día.

En el caso de sufrir sequedad crónica es importante consultar a tu médico de cabecera para que este te pueda recetar algún sustituto de la saliva.

Hinojo para combatir el mal aliento

El hinojo tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que pueden frenar el crecimiento microbiano que causa la halitosis.

Las semillas del hinojo pueden ser masticadas después de comer alimentos con un olor fuerte, pero son más eficaces si se combinan con clavo o con cardamomo.

Canela

Esta popular especia ampliamente utilizada en la cocina y en la medicina,  tiene ingredientes activos que pueden reducir el mal olor de la boca.

La canela tiene una fuerte acción antibacteriana que reduce la cantidad de bacterias presentes en la saliva.

Puedes preparar una infusión de canela y utilizarla como enjuague bucal.

Perejil para combatir el mal aliento

Una de las plantas que se utilizan con el fin de neutralizar el mal olor oral es el perejil. Esta planta  tiene una cantidad significativa de la clorofila  que puede combatir el mal aliento de forma natural y efectiva.

Sumerge las hojas de perejil en un poco de vinagre de manzana y mastica durante varios minutos.

Zumo de limón

El ácido contenido en los limones tiene un efecto alcalino suave que puede reducir la acidez en la boca y así detener la acción de los microorganismos.

Su potente acción antiséptica y antibacteriana elimina las bacterias que causan el mal aliento y da una sensación de frescura y limpieza.

Puedes diluir el zumo de limón en agua y utilizar el líquido como enjuague bucal después del cepillado habitual.