Como eliminar la placa dental sin salir de tu casa

La principal manera de combatir la placa dental y evitar así que esta se convierta en un problema mayor, es teniendo una buena higiene bucal, aplicando los cepillados y enjuagues recomendados de manera diaria.

A tu cuidado bucal también puedes sumar algunos remedios caseros  naturales para mayor higiene en nuestra boca.

Es necesario lavar nuestra boca, cepillando los dientes luego de haber consumido alimentos, para eliminar los residuos sobrantes, esto se debe a que, a pesar de que en a simple vista, puede no notarse, poco a poco nuestra dentadura va perdiendo su forma por la acción de un viscosa sustancia que inicialmente es transparente y luego se torna de un color blanquecino se va adhiriendo a ellos, esta sustancia es lo que se conoce como placa dental.

Si no actuamos con rapidez y eficacia eliminando la placa dental, toma una consistencia dura, transformándose en lo que llamamos sarro y tanto daño causa a nuestros dientes, además de sumar problemas como la halitosis y desmejoras estéticas.

La buena noticia es que no hace falta ni siquiera salir de casa para atacar de manera temprana la formación de la placa evitando así que se torne en un problema de niveles mayores.

Si la boca y los dientes están limpios las bacterias no podrán contar con un ambiente que le facilite la vida para causar infecciones bucales.

Existen remedios caseros  naturales, simples y prácticas que colaboran en la eliminación de la placa, dejamos para ti algunas de ellas a continuación para que potencies tu higiene bucal.

  • Infusión de ajenjo de montaña: Esta planta puede encontrarse en tiendas naturistas, tiene elementos antisépticos de amplia acción que pueden ser bastante favorecedores para la boca. Esta infusión puede ser utilizada para el cepillado o para realizar enjuagues a lo largo del día.
  • Vinagre de manzana: Actúa directamente en contra de las bacterias que originan la placa dental, puede usarse puro como enjuague bucal y enjuagar seguidamente con agua o puede mezclarse a partes iguales con el agua y hacer lavados en la mañana al despertar y en la noche antes de dormir.
  • Infusión de cascara de nuez: Sirve para ser utilizada como a la hora del cepillado o para sumergir el cepillo en ella para limpiarlo de bacterias. Solo debes hervir agua por 5 minutos con la cascara de nuez y reposar por 15 minutos más antes de usar.
  • Semillas de girasol: Si sumas estas semillas  con flores de lima y las hierves en agua tendrás un aliado con quien contar para combatir la placa y prevenir el sarro. Puedes usarlo sin límite de veces tanto para en cepillado como para enjuague bucal.
  • Bicarbonato de sodio: Es altamente recomendado por los profesionales en materias de dientes por sus grande potenciales antiséptico. Une un vaso de agua tibia, con tres cucharaditas de bicarbonato, el jugo de un limón y media cucharadita de sal para realizar gárgaras después de cada cepillado.

Además de estos remedios caseros  naturales, es bueno tener en cuenta la necesidad de un correcto cepillado con un cepillo de cerdas suaves que no lastime las encías.