Es PELIGROSO para la Salud Comer CERDO? La respuesta puede cambiar tu vida!

Hay personas que no comen Cerdo porque dicen que no es saludable. Otras lo comen, lo disfrutan, y no lo abusan, beneficiándose quizás no tanto de los beneficios para la salud por comer cerdo, sino por el mero placer por disfrutar de las que muchas personas creen es una de las carnes más sabrosas (o secas!).  El problema viene que el sistema digestivo de los cerdos no es capaz de deshacerse de todas las toxinas que se llenan en el cuerpo y órganos del cerdo, debido a que el cerdo es alimentado de “cualquier manera” y también suele vivir en condiciones poco óptimas (a no ser que sean “cerdos de granja”, pero de las de verdad).  Y claro, existe un gran número de personas que aboga que como el cerdo es incapaz de auto-purificarse, al morir sus órganos quedan “dañados” y acabamos comiéndolos inconscientemente.

Esto no debería de ser un gran problema si comes el cerdo cocinado. El problema viene si eres una persona que consume paté de cerdo, embutidos de cerdo o preparaciones que por deliciosas que sean pueden conllevar según esta teoría a un grave peligro, alimentos como la sobrassada típica de la isla de Palma de Mallorca en España, que básicamente consiste en las matanzas del cerdo, sus vísceras, órganos, carnes y sangres mezcladas formadas en una especie de paté rojo. Es difícil de explicar. Mejor probarlo. O no. Y es que según un último reciente estudio que se llevó acabo por la agencia Consumer Reports, acabó resultando que el 70% de las carnes crudas de cerdo en España, Latinoamérica, América y Europa, están contaminadas con este tipo de microbacterias.

Así que ya saben. El cerdo siempre bien cocinado, y si se va a consumir de alguna manera u otra en forma “cruda”, hacerlo siempre sabiendo que el animal proviene de una granja de calidad, ecológica o biológica, y no es un producto generado al por mayor por alguna gran compañía que por seguro no dispondrá de una granja libre para los animales corrotear, sino que los tendrán viviendo juntos, estrechos y mal alimentados, quizás hasta con transgénicos para engordar más.

Sigan comiendo cerdo, pero mejor cómprenlo en el carnicero de la esquina de toda la vida, que una gran superficie.