Los mejores estiramientos para el dolor de espalda

Los dolores de espalda son los síntomas más comunes en la mayoría de las personas por causa de algunas afecciones. Para aliviarlos o prevenirlos es recomendable realizar, al menos diariamente, rutinas de estiramientos para el dolor de espalda. Nuestra espalda está constituida por una serie de músculos, tendones, huesos (como la estructura de la columna vertebral).

Además de tendones y ligamentos que nos permiten flexionarnos, desplazarnos y realizar distintas actividades. Si algunos de estos se ve afectado por factores internos o externos que influyen en nuestro cuerpo, puede ocurrir un fuerte dolor de espalda.

Causantes de los dolores de espalda

Son muchos los factores que pueden desencadenar los dolores de espalda. Algunos de ellos son el estrés. Cuando estamos estresados por algo tendemos a tensionar muchos músculos y tendones de nuestro cuerpo, por orden de nuestro cerebro. Esta tensión provoca desequilibrios en el funcionamiento de los nervios que constituyen nuestra espalda.

Lo que nos lleva a adoptar una mala postura o realizar movimientos inadecuados que perturben los músculos en la espalda. La edad también juega un papel importante. Ya que, a medida que envejecemos nuestros huesos, músculos y tejidos, lo hacen también.

Existen también razones genéticas. Como trastornos que sufrieron nuestros antecedentes y fueron transmitidos de generación en generación. O la falta de ejercicio. Si eres una persona muy sedentaria, estarás más propenso a padecer de muchas dolencias. Por eso anota los siguientes estiramientos para el dolor de espalda y olvídate de envejecer adolorido.

Estiramientos para el dolor de espalda al levantarte

 

Cuando nos levantamos nuestro cuerpo viene de un estado en reposo. Por ello, los músculos, huesos y órganos necesitan de un incentivo para ser activados nuevamente. Es recomendable estirar y flexionar nuestra espalda, brazos y cuello principalmente. Así que, ponte de pie con la vista al frente y espalda recta.

Para estirar el cuello, comienza realizando movimientos circulatorios con tu cabeza. Primero hacia un lado y luego hacia el otro. Después mueve tu cabeza de lado a lado. Por último flexiona tu cuello moviendo tu cabeza hacia al frente y hacia atrás.

Para tus brazos y espalda, eleva tus manos sobre la cabeza y únelas, cruzando tus dedos con las palmas hacia arriba. Luego reclina tu cuerpo hacia adelante. Mantén la espalda recta, hasta formar 90° con respecto a las piernas. Igualmente, manteniendo las manos elevadas, inclina tu tronco de un lado al otro, hasta donde sientas una ligera molestia.

Estiramientos para la espalda sobre el piso

Estos estiramientos para el dolor de espalda resultan muy placenteros y cómodos. Ya que no requieren de mayor esfuerzo por permanecer acostados sobre el piso. Solo tienes que recostarte en el suelo boca arriba y llevar tus rodillas al pecho. Mientras, abrazas tus piernas con tus brazos y manos para ejercer presión. Cuenta hasta 30 segundos y relaja nuevamente.

El segundo ejercicio consiste en elevar la cadera del piso mientras mantenemos apoyados nuestros pies. La idea es apoyar los brazos a los laterales y elevar la cadera unos 15 segundos, ayúdate de los glúteos para elevar la cadera.

Finalmente colócate sobre las rodillas con las manos apoyadas en el suelo. Intenta levantar tu cabeza hacia arriba, flexionando tu espalda con el abdomen hacia afuera. Luego realiza el movimiento contrario encorvando tu espalda y reclinando tu cabeza hacia adentro, como si tu mentón intentara tocar el pecho.

Terapias para estirar tu espalda

Si lo deseas, puedes atender tus dolencias con sesiones de masajes terapéuticos o terapias asistidas, así como la fisioterapia. Donde un especialista dirige manualmente las extremidades de tu cuerpo a ejercicios prolongados. Aplicando cierta fuerza.

Este tipo de terapia ayuda a estirar los músculos y activar la circulación de la sangre. Estimulando el correcto funcionamiento de tus órganos. Fortalece tu sistema inmunológico, aliviando dolores y resguardando al cuerpo de enfermedades.

Solo recuerda que ningún tratamiento o estiramientos para el dolor de espalda esta completo sin la adecuada dieta. Debes también cuidar lo que comes. Evita los alimentos grasos, que aumenten tu peso. Puesto que el sobrepeso es otro de los factores asociados a los dolores de espalda que más sufre la sociedad.