Francia prohíbe el uso de redes WiFi en Guarderias

Hace unas semanas ya os estuvimos hablando desde EcoRemedios sobre los niños y el WiFi. Concretamente los padres que hoy en día dejaban a sus hijos con el teléfono móvil o incluso la tablet, y como si nada les dejaban sentados en el sofá durante horas en vez de usar una niñera profesional, o darles cariño y atención. Pero claro, en los tiempos que corren es muy fácil despreocuparse de las tareas como padres, y simplemente darle al niño -o a la niña- una tableta para que pase las horas del día jugando a juegos adictivos como el Candy Crush. Hay retractores de ambos lados. Por una parte, aquellas personas que piensan que no pasa absolutamente nada por darle a los más pequeños de la casa un teléfono o tablet, y por otro lado las personas algo más sensatas que prohíben -o controlan- el uso de aparatos tecnológicos a edades tan tempranas. Puesto que ya hay estudios que han confirmado que darle a un pequeño un aparato de tales características, y no darle una pelota -por ejemplo-, hace que el niño pierda concentración, se pueda volver más tonto, empeore su salud de los ojos, y además la posibilidad real de que acabe siendo adicto a “ese juego” o a “ese aparato” que emite tantas luces y hace tan bonitos sonidos. Qué opinas tú? Ves bien que a una criatura pequeña se le esté dando cada día más tecnologías, y cada vez menos atención, cariño, naturaleza, y calidad de vida?

Ahora Francia parece que quiere poner remedio, pues acaban de pasar una ley que prohibe el uso de redes WiFi en guarderías. Eso sí, sólo para menores de 3 años… algo no tan útil pues los niños de 4, 5 o 6 años podrían seguir enganchados al uso de Internet en sus aparatos. Móviles y tabletas que son los padres que compran y dan a sus hijos pensando que están haciendo un bien, y con opinioens del tipo: “A mi no me parece mal que mi hijo de 4 años esté con la tablet todo el día, así aprende tecnología bien de pequeño…”

No sólo es por la posible adicción a las nuevas tecnologías, ni debido a que los más pequeños puedan perder la vista si se pasan todo el día mirando a una pantalla de 1920×1080 pixeles, sino también por el miedo a las radiaciones que provienen de estos aparatos, y que se ha confirmado también como son precisamente los más pequeños quienes son más propensos a verse afectados por radiaciones de estos aparatos. Los cerebros de los niños absorben hasta dos vecdes más de radiación que los adultos, radioactividad que proviene de teléfonos móviles y ondas WiFi.

Otro reciente estudio ha concluido que dar aparatos electrónicos a niños tan pequeños, hace que estos desarrollen antes y durante la adolescencia el Síndrome de Hiperactivad y Déficit de Atención. Eso quiere decir estar condenando a tu hijo pequeño a una vida adolescente y adulta cargada de Anfetaminas médicas que le serán recetas por los psicólogos y psiquiatras que deba visitar debido a una niñez llena de móviles y tabletas, y Gameplays en YouTube de sus “gamers” preferidos. Las Anfetaminas son drogas legales igual de dañinas que la Cocaína o el Speed, sólo que, perfectamente legales porque el gobierno se lleva dinero con sus impuestos y sus ventas. Le quisieras dar a tu hijo Cocaína cada día desde los 10 años? No verdad? Entonces no les condenes a una vida así. Los padres, los tutores y los profesores son quienes pueden lograr el cambio. Pero en muchas ocasiones son estos los que inducen a este mal comportamiento, por lo que desgraciadamente se hace díficil de solucionar el tema.

Si conoces a alguien en tu familia que dé demasiada tecnología a sus hijos, enséñale este artículo para lograr que cambie de opinión respecto y salve la vida de su ser más querido, ahora que aún está a tiempo. No intentes meterte enmedio de discusiones familiares si no tienes mucha confianza con esa persona, porque a veces, aunque la tengas, los padres y madres que creen estar haciendo todo bien, se enfadarán contigo y alegarán que te estás metiendo en sus vidas, que ellos saben muy bien como criar a sus hijos, y a que a la pequeña le encanta jugar al Candy Crush, incluso ya ha superado a la madre y ha llegado al último nivel… En fín…

Y recordad una cosa, algo que ya comentamos desde EcoRemedios y podéis hacer uso de nuestro buscador de artículos escribiendo “Steve Jobs” en la casilla. Precisamente Steve Jobs, el alabado genio de Apple inventor del iPhone y el iPad… él no permitía a sus hijos usar ni iPhones ni iPads. Curioso, verdad? Acaso esta no es la prueba definitiva que debería hacer replantear a cada padre y madre lo que están haciendo con sus hijos…?