La Limpeza definitiva para Azulejos con esta solución Natural NO Tóxica!

Que pereza da cuando nos toca limpiar en profundidad los azulejos del baño o de la cocina. Un trabajo complicado y que de seguro nos hará sudar la gota gorda.

Desechar los productos de limpieza tóxicos es una de las formas más inteligentes, fáciles y prácticas para crear un hogar más saludable y respetuoso con el medio ambiente. Muchos de los productos químicos utilizados en productos de limpieza convencionales son malos para la salud humana y en realidad contaminan el aire de nuestros hogares.

Estos limpiadores son también un peligro para la salud de los niños y las mascotas.

Estos detergentes químicos ni siquiera son necesarios. Existen productos seguros y simples como el vinagre y el bicarbonato de sodio que limpian y desinfectan en su totalidad, creando un hogar limpio y saludable y sin poner en peligro la salud de nuestras familias y el medio ambiente.

Además de ser muy eficaz, muchos limpiadores naturales también son increíblemente versátiles y de bajo costo, por lo vas a poder ahorrar un montón de dinero.

A continuación te enseñamos los mejores productos para limpiar los azulejos de baños y cocina.

VINAGRE

El vinagre elimina la grasa en su totalidad. Sumerge una esponja en vinagre y utilízalo para limpiar hornos, encimeras, vajilla, campanas de cocina y azulejos. Es el producto ideal como “mantenimiento”

Desinfectar superficies. El vinagre es un desinfectante natural.

Baños limpios. El vinagre desodoriza y elimina las bacterias de forma natural.

BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio es la herramienta número uno que absorbe los olores de nuestro hogar. Otro aspecto útil del bicarbonato de sodio es su capacidad para blanquear y limpiar los azulejos.

LIMÓN

El limón elimina con facilidad la grasa acumulada en azulejos y baldosas. Ideal también como producto de mantenimiento!

Aquí les presentamos la mezcla clave:

Receta para eliminar la suciedad más difícil de los azulejos

– ½ taza de bicarbonato sodico

– 1 cucharadita de jabón líquido ( el mismo que utilizas para lavar los platos)

– 1/2 de taza de agua oxigenada

Mezcla todo en una botella de spray y verás cómo brillan todos tus azulejos.

Cuanto más tiempo se tarda en eliminar la grasa y la humedad acumulada, más difícil es limpiar los azulejos, así que lo mejor es limpiarlos cada semana o cada quince días.

Recuerda mantener siempre el baño bien ventilado, especialmente después de retirar el producto utilizado en los azulejos. Esto es esencial para que no se forme moho en las baldosas y azulejos.